Sebastian Ochoa Periodista

Bolivia, tras el golpe de Estado: periodistas argentinos fueron agredidos y amenazados. Hablamos con Sebastian Ochoa quien nos cuenta cómo se vive en Cochabamba el golpe de Estado: “Es muy importante romper el cerco mediático informativo porque aquí hay mucha información que no sale”

La ministra de Comunicación de Bolivia, Roxana Lizárraga, acusó de sedición a los periodistas que realizan la cobertura de la crisis desatada tras el golpe de Estado del domingo, quienes luego fueron amedrentados por manifestantes y debieron ser evacuados con ayuda de la embajada.

“Choco muchísimo que venga una tropa de periodistas argentinos a hacer preguntas incomodas porque en los canales de televisión ves que hablan de recetas de cocinas o novelas. También intentan distraer a la población mostrando la casa de Evo Morales, mientras en la calle reprimen a la gente”.
Y agregó: “Hay una fuerte presencia de la policía y militares en las calles para que la gente del MAS no se movilice”.

“Nadie se quejaba de la economía de Evo Morales, sino de un intento de perpetuarse en el poder. En las protestas contra Evo hay muchos jóvenes. Son chicas y chicos que tenían 5 ó 7 años cuando el ahora expresidente llegó al poder. Hoy, con 18 ó 20, no tienen otra experiencia de gobierno que la del MAS”.

El golpe económico

“Generalmente, uno asocia un Golpe de Estado con una crisis económica. Aquí no es así. Los últimos años, Bolivia vivió el mayor crecimiento económico en su historia. Es verdad que estos recursos provienen mayormente del comercio primario de petróleo, gas, minerales y soja transgénica”.
“No solo se beneficiaron los pobres, sino también el sistema financiero (Bancos) ganó muchísima más plata en el tiempo de Evo que con gobiernos neoliberales”.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Toni dice

    Muchas gracias por el audio, muy interesante, pero no tiene nada que ver con Bolivia. Está relacionado con el asesinato de Maldonado y el libro de Sebastian Ochoa.

Responder a Toni

Cancelar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.