La Federación de Estudiantes Secundarios (FES) de Bahía Blanca opinó sobre la vuelta a clases presenciales

Después de casi un año, y con una pandemia de coronavirus en el medio, la provincia de Buenos Aires llevará a cabo mañana el regreso a las clases presenciales en sus instalaciones educativas.

El nivel inicial y las escuelas primarias retomarán las actividades. En tanto, lxs estudiantes de las escuelas secundarias retomarán la presencialidad el próximo 8 de marzo.

La Federación de Estudiantes Secundarios (FES) de Bahía Blanca opinó sobre la vuelta a clases presenciales y el efecto de la pandemia por coronavirus

“Consideramos necesario comenzar con el proceso de la vuelta a las aulas de manera paulatina, siempre y cuando estén dadas las condiciones tanto salubres, epidemiológicas, de infraestructura, abastecimiento y recursos para hacerlo de manera responsable y segura, pero lamentablemente, esto no se puede cumplir en todas las escuelas, en esos casos nos pondremos en acción para garantizar y reclamar por ello”.

En este sentido, remarcaron que las diferentes instituciones educativas tienen realidades muy diversas entre si, por lo que, como Federación de Estudiantes Secundaries, al nuclear a muchos colegios de Región 22, “la respuesta no puede ser unánime, porque nuestras realidades no lo son. Pero coincidimos en que creemos necesaria la presencialidad para una mejor incorporación de los contenidos, y sobre todo entendiendo a la escuela como un espacio de contención para nosotres, les jovenes”.

TE PUEDE INTERESAR

Las autoridades de la provincia estiman que, de los 16 mil establecimientos educativos de la provincia -tanto públicos como privados-, entre 4 y 5 mil podrán organizarse para que todo el alumnado asista a clases todos los días por una jornada simple de 4 horas. El resto deberá dividir los grados en subgrupos y alternar entre semanas con presencialidad y virtualidad.

 

Durante el 2020 no todxs tuvieron las herramientas necesarias para que se les garantice el acceso a clases 

“Creemos que el principal fue la necesidad urgente de resolver la falta de acceso a la conectividad de ciertos sectores que por falta de recursos quedaron fuera del alcance de los contenidos vertidos en los encuentros virtuales”.

Además de los problemas de conectividad y la falta de acceso, se sumaron los efectos por el aislamiento: “Fue un cambio tan significativo que nos representó a les jóvenes en el aspecto social, perdiendo los espacios presenciales de contención como lo son las aulas, los encuentros presenciales de los Centros de Estudiantes, o incluso de actividades extracurriculares, elementos fundamentales para nuestra salud mental y emocional”, explicaron estudiantes del FES.

 “Fue un desafío acoplarse a una nueva manera de plantear y aprender los contenidos con estrategias pedagógicas diferentes, de manera más autodidacta, sin el contacto directo al que estábamos habituados con les docentes, entre otras cuestiones”.

De acuerdo con la cartera educativa de la Provincia de Buenos Aires, aproximadamente 270 mil chicos y chicas que perdieron el contacto con la escuela ya participaron el año último del programa ATR (acompañamiento a las trayectorias y a la revinculación), en donde docentes hicieron visitas domiciliarias a lxs alumnxs; y del programa Verano ATR, en donde también se buscó reforzar la vinculación a través de tareas más lúdicas.

Desde la Federación de Estudiantes Secundarios (FES) de Bahía Blanca, explicaron que “en líneas generales hay sensación de alivio, alegría y entusiasmo ya que volvemos a un espacio que sentimos como propio, que nos facilita la compresión de los contenidos, y sobre todo que nos reencuentra con nuestros compañeros y docentes”.

“Asimismo, genera sensación de incertidumbre, ya que es una situación extraordinaria e inédita, la cual va a presentarnos un cambio de lógicas en cuanto a los hábitos dentro de las aulas”.

El Protocolo para el retorno a clases presenciales

Recomienda el uso obligatorio de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares; la distancia social entre estudiantes y docentes, de al menos de un metro y medio entre estudiantes y de dos metros del docente en el aula, y de otros dos metros en espacios los comunes.

La organización de los ingresos y egresos de las escuelas está prevista en horarios escalonados que eviten la concentración de personas, por ejemplo, se pautaran 15 minutos de diferencia entre los horarios de salida y entrada de los grupos de estudiantes.

Cada estudiante deberá llevar los útiles indispensables que indique su docente. También puede llevar una botella con agua y alguna colación ya que en esta etapa, los comedores y los kioscos escolares permanecen cerrados.

 

¿Qué se tiene que hacer cuando hay un caso sospechoso de COVID-19?

Está prohibido el ingreso a la escuela de cualquier persona que tenga un síntoma compatible con COVID-19 o que conviva con alguien que lo tenga. Recién podrá regresar con la autorización de un profesional de la salud.

Además, si una persona viajó a un distrito que se encuentre en Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) deberá esperar 14 días para asistir a la escuela.

Cada escuela deberá disponer de una sala para el aislamiento de los casos sospechosos que se identifiquen en el establecimiento. Al registrarse un caso, se deberá contactar al sistema de emergencias de salud e identificar los posibles contactos estrechos en caso de que se disponga el aislamiento.

Si se presenta un caso sospechoso, el grupo y los docentes con los que tuvieron contacto hasta 48 horas antes no deberán asistir a clases hasta que se confirme o descarte el diagnóstico de COVID-19.

Si el caso confirmado es de una/un docente, se deberá aislar durante 14 días corridos a los grupos con los que estuvo contacto las 48 horas anteriores al inicio de los síntomas o a la realización del test.

Si el caso confirmado es de una/un estudiante, se deberá aislar por el mismo periodo de tiempo al grupo al que pertenece y a los docentes que le hayan impartido clases hasta 48 horas antes del inicio de los síntomas o a la realización del test.

Durante su aislamiento, las personas con casos confirmados de COVID-19 deberán auto-reportar sus síntomas a través de la aplicación CUIDAR.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.