Carina Foresi coordinadora de El Club de los Peladitos

Familiares de niños, niñas y adolescentes fallecidos por cáncer se mostraron esperanzados con la posible aprobación en el Senado de la Nación de un proyecto de ley oncopediátrico que contempla el derecho de los pequeños a saber qué tienen, qué tratamiento recibirán, a recibir contención psicológica, mientras se les garantizará a los padres y madres que asistan al paciente el acceso a una licencia sin goce de sueldo (que será será cubierto con una asignación de la Anses), una ayuda económica especial si carecen de obra social y a recibir un subsidio habitacional si deben trasladarse a otra ciudad, entre otros nuevos derechos.

Se trata del proyecto que crea el Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño, Niña y Adolescente con Cáncer con el objetivo de «reducir la morbimortalidad por cáncer en niños, niñas y adolescentes y garantizarle sus derechos» y que se estima será tratado en la sesión de mañana en el Congreso.

En nuestra ciudad se está llevando a cabo una vigilia en la Plaza Rivadavia, organizada por El Club de los Peladitos y Huellitas Doradas.

«Buscamos conseguir un certificado que hoy no existe, para que los nenes puedan ser trasladados a otro lugar que no es su ciudad, que contemple tambien los gastos que implican esos traslados, como los alquileres. Además, se pide la licencia laboral para las familias, porque hoy en dia contamos con una licencia similar a la que tenés cuando un hijo esta enfermo de gripe», contó en Radio Urbana, Carina Foresi coordinadora de El Club de los Peladitos.

Asimismo, agregó que «otro de los puntos de la ley es la asistencia psicológica para afrontar todo el proceso».

El programa, elaborado por la diputada Soher El Sukaria, prevé cumplir con el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA) de los pacientes de hasta 18 años; gestionar el funcionamiento de la red de los centros oncológicos que atienden a nivel nacional, elaborar lineamientos programáticos y guías de practica para la detección, diagnóstico; capacitar a los equipos de salud y realizar un seguimiento y cuidado clínico post tratamiento oncológico.

El proyecto prioriza el tratamiento ambulatorio, insta a que la niña o el niño esté acompañado de sus referentes familiares o de cuidado, quienes podrán participar de la estancia hospitalaria, sin que les comporte costos adicionales, y agrega el derecho al juego, la educación y a recibir tratamiento del dolor y cuidados paliativos.

La asignación económica a la familia se extenderá mientras dure el tratamiento. Y se les deberá dar estacionamiento prioritario en zonas reservadas y señalizadas para los vehículos, además de la gratuidad en el transporte publico y transporte colectivo terrestre.

El subsidio habitacional apunta a aquellos niños, niñas y adolescentes cuyo tratamiento se realice de manera ambulatoria y deban trasladarse a más de 100 kilómetros de su hogar.

La iniciativa prevé para el padre, madre o referente que acompañe al paciente el derecho a una licencia especial sin goce de haberes «sin que ello fuera causal de perdida de presentismo o despido de su fuente de trabajo». Al mismo tiempo, se proveerá de una asignación igual al salario por parte de la Anses por ese período de licencia.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.