Politica

Un ministro desmentido

22 Nov , 2017  

Triaca había dicho que el hijo del líder de los Camioneros participó de la redacción del proyecto de reforma laboral. “Nada más lejos de la realidad”, replicó el abogado, quien señaló que fue a dos reuniones como representante de la CGT y sólo planteó objeciones.

Hugo Antonio Moyano, el hijo abogado del líder de Camioneros, desmintió al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y aclaró que no apoya la reforma laboral. En una carta que ayer subió a las redes sociales sostuvo que el proyecto que el Poder Ejecutivo presentó inicialmente a la CGT fue “un verdadero despropósito”, y que la versión corregida con el acuerdo del triunvirato que conduce la central obrera le sigue pareciendo “perjudicial para los trabajadores”. Hugo es abogado de la organización y participó de dos encuentros técnicos que se hicieron en el Ministerio de Trabajo con los letrados de la central para tratar el proyecto. Ayer remarcó que en esas reuniones sólo planteó cuestionamientos.

La desmentida se da en el marco del nuevo escenario que generó el acuerdo de su hermano Pablo, secretario adjunto de Camioneros, con la Corriente Federal que encabeza Sergio Palazzo y las dos CTA para hacer una gran marcha contra la reforma.

Buscando minimizar el rechazo de los gremios, Triaca había asegurado contar con el apoyo de los Moyano. “Hugo Moyano padre ha acompañado el proceso de negociación, es más: el hijo, que es abogado de un sector de la CGT, también participó de la redacción” del proyecto, dijo el funcionario en un reportaje de radio El Mundo.

“Nada más alejado de la realidad”, le replicó Moyano en su carta. “Es cierto que participé en dos de las reuniones técnicas junto al resto de integrantes –6 abogados– del departamento jurídico de CGT del que formo parte. En ese carácter tomamos vista del proyecto de ley para ‘informar’ a la CGT a las organizaciones a las que pertenecemos. Sin embargo, resulta absolutamente falso que haya participado en la redacción del mismo”.

“En las reuniones no se trabajó sobre redacción alguna. Por otra parte, ninguno de los abogados se encontraba facultado ni por la CGT ni por sus organizaciones para proponer redacciones alternativas, sí para informarse y eventualmente cuestionar los contenidos, lo que de hecho ocurrió”.

“No comparto ninguna de las reformas propuestas, las que a mi criterio – por más que se hayan atenuado en distintos puntos– resultan en su totalidad perjudiciales para los trabajadores”, remarcó Moyano. “La postura política de los integrantes del Consejo Directivo de la CGT viene trascendiendo públicamente, y cada uno tendrá su análisis al respecto. No obstante, debía aclarar a título personal que de ninguna manera he participado en la redacción del proyecto de reforma laboral, por el contrario, lo he cuestionado desde el inicio. Y jamás participaría en la redacción de un proyecto de ley que reduzca o suprima derechos y conquistas de trabajadores.”

Fuente: pagina12.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *