YPF canceló un acuerdo del macrismo y salvará pérdidas por U$S 800 millones

«La Argentina tenía autoabastecimiento de gas y petróleo hace 12/15 años, después por una política equívoca esto se perdió». Esto decía el Intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, el 29 de Octubre de 2018 hace casi ya dos años. Junto al entonces Presidente de la Nación, Mauricio Macri y el ex-Ministro de Energía, Javier Iguacel, despidieron al buque regasificador Exemplar. En ese momento la razón para no renovar el alquiler era el aumento de la producción en Vaca Muerta. Ese anuncio, que usaron como una suerte de despedida de los problemas de abastecimiento de gas, no fue más que una foto, un acto político.

En Febrero de 2019, Miguel Gutiérrez en uso de sus funciones a cargo de YPF, firmó un contrato con Exmar para traer a Bahía Blanca una barcaza licuefactora llamada Caribbean FLNG. La barcaza arribó al Puerto de Bahía Blanca el 4 de febrero de 2019, y lo anunció por Twitter el entonces primer mandatario, Mauricio Macri. Argentina, sin dejar de importar jamás Gas Natural Licuado, pasaba a exportarlo.

Lo cierto es que, lejos de generar solución o alivio para la política energética nacional y para la empresa YPF, solo causó problemas. Hoy sabemos que durante sus primeros 12 meses de actividad, el contrato generó tan solo cinco exportaciones de GNL, la primera en Septiembre, siete meses despúes de su arribo. Todas ellas realizadas a pérdida, según estimaciones, estas pérdidas alcanzaron los USD 145 millones y hubieran llegado a USD 800 millones de continuarse a este ritmo las operaciones hasta la finalización del contrato.

«Este barco es un símbolo que nos lleva a expresar la inacción, la incapacidad, el despilfarro por las decisiones que llevaron a necesitarlo. Este barco tiene que ver con otra cosa que sucedió en nuestro país que fue instalar el engaño, la mentira», planteó el ex-presidente Mauricio Macri desde el Puerto de Ingeniero White. Engaño, mentira, dos adjetivos que calzan bien con la realidad objetiva que se encontraron las nuevas autoridades de YPF. Las exportaciones, para sus primeros años, preveían ingresos de alrededor de U$S 200 millones por año, monto que suponían, iría aumentando al avanzar el contrato. A pesar del optimismo, la exportación en el primer año de funcionamiento de la barcaza fue de solo 40 millones de dólares .

Estas son algunas de las razones por las que YPF tuvo que trabajar y llegar a un acuerdo “para la finalización de contratos de licuefacción de gas natural y reclamos arbitrales pendientes”. Sin reconocer hechos ni derechos, se establece la finalización de los acuerdos de chárter y servicios de licuefacción de la barcaza licuefactora Tango FLNG, celebrados el 20 de noviembre de 2018, y la finalización de los reclamos arbitrales” que había iniciado Exmar y sin que esta tenga “nada más que reclamar a YPF”.

Es así, entonces, que la petrolera argentina abonará USD 150 millones a la empresa belga Exmar. Según explicaron desde la empresa, esta solución económica termina resultando más ventajosa, que el contrato firmado durante el macrismo donde se prometían soluciones, pero resultó un fracaso comercial y un peligro financiero para la petrolera nacional.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.