Yago Franco Presidente del Colegio de Psicoanalistas de Buenos Aires

En los últimos días, se registraron grandes alzas en las cifras de contagios por COVID-19 en toda la Argentina. Ante la suba de los contagios ¿qué pasa con la resistencia a los cuidados? Hablamos con el psicoanalista, Yago Franco para analizar la situación social actual.

“Hay un mecanismo básico del psiquismo que no explica todo, pero es una base para permitir que la población se descuide y descuide a los demás, que es el mecanismo de la renegación”.

En una nota publicada en Página12, el licenciado en psicología habló sobre  una mirada psicoanalítica sobre quienes eligen no cuidarse en pandemia, “en la mayor parte de los casos surge como mecanismo cuando se siente intolerable la realidad”.

En tal sentido, relacionó la situación epidemiológica actual con los efectos del tabaco en la salud, “una subjetividad muy distraída, muy poco propensa a tolerar la frustración, con una atención muy disminuida en un estado de aceleración y tomada por el consumo permanente, es una subjetividad a la cual, si no se le habla con claridad, si no se sale del doble discurso, qué va a poner en marcha estos mecanismos psíquicos conocidos como la negación o la renegación. Como decías vos ‘bueno, el tabaco produce cáncer, pero yo me compro un paquete de cigarrillos y esto no me va a pasar a mí’. Estos mecanismos psíquicos anteceden a la vida social, pero la vida social, el discurso del poder político, debe hacer todo lo posible para no fomentar eso. Sin embargo, lo hace”, explicó.

Discurso desde el poder político 

“Acá tenemos una oposición que es canalla pero tampoco podemos olvidar que en pleno aviso de segunda ola estaba permitido viajar y se abrieron las clases presenciales. Se han tomado medidas contradictorias en torno a lo que la realidad indica”.

“Entonces, hay un doble discurso desde el poder político que no hace más que confundir a la gente que muchas veces rechaza los datos de la realidad porque el psiquismo tiende a buscar el placer independientemente de los riesgos que esto implica”, agregó.

Además, remarcó la necesidad de tener un discurso coherente, “tal como cuando se dictó la cuarentena”.

Para finalizar, manifestó que el trabajo para el psiquismo es muy complejo, por eso es necesario el discurso coherente y apelar a las instituciones para ayudar a contener y aliviar este enorme trabajo psicoafectivo.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.