Tras un intenso debate, la Cámara de Diputados rechazó la expulsión de Julio De Vido

Con 138 votos positivos, 95 negativos y 3 abstenciones, la Cámara baja desestimó hoy la exclusión del exministro de Planificación, que era impulsada por el bloque oficialista.

Luego de más de 9 horas de un intenso debate, la Cámara de Diputado rechazó hoy la expulsión de Julio De Vido, que era impulsada por el oficialismo. Con 138 votos positivos, 95 negativos y 3 abstenciones, los legisladores definieron la continuidad del exministro de Planificación en el recinto.

En el comienzo de un debate que estuvo repleto de acusaciones, el oficialista Pablo Tonelli afirmó que “no hay dudas de la responsabilidad política” del exfuncionario en el accidente de Once y los demás procesamientos. “Se trata de honor y el honor de esta Cámara exige que el diputado De Vido sea excluido”, sostuvo.

La diputada del Frente para la Victoria (FpV) Diana Conti, por su parte, calificó como “inconstitucional y violatorio de los derechos humanos y políticos” la acción impulsada por Cambiemos y sectores del peronismo disidente.

“No solo tenemos a Milagro Sala presa política, vamos a incluir al Estado argentino en mayor responsabilidad internacional si llegamos a concretar un acto tan reaccionario y fascista como echar el voto popular y una banca de este cuerpo”, sostuvo, y, en respuesta a Tonelli, disparó: “No es De Vido el que le saca honorabilidad a esta Cámara: son ustedes”.

Cambiemos logró ayer 17 firmas en comisión para expulsar al legislador del FpV por “inahabilidad moral”. Sin embargo, el massismo presentó su propio proyecto y el Frente para la Victoria y el Movimiento Evita presentaron sendas iniciativas de rechazo.

Aun con el apoyo del Frente Renovador y del Bloque Justicialista, el oficialismo no conseguiría reunir una mayoría de dos tercios de los presentes, debido a que el FPV, el Frente de Izquierda y el Frente Cívico de Santiago del Estero rechazarán la expulsión de De Vido.

Por esa razón, el oficialismo intentará que, durante la sesión, no se autoricen las abstenciones para que los votos solo se cuenten como positivos y negativos. El objetivo de Cambiemos es exponer a los legisladores que no acompañen la expulsión como “protectores” del diputado del FpV y exministro de Planificación, al que sindican como “símbolo de la corrupción”.

En ese marco, el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, consideró ayer durante el debate que “hay un cúmulo de hechos, comportamientos y desplazamientos en la gestión que no son solo sobrevinientes” a la asunción de De Vido como diputado, y que, a su entender, “se ha ido agravando” con distintos hechos de corrupción, aunque no tengan sentencia firme.

La macrista Silvia Lospennato dijo que “de ninguna manera” el pedido de expulsión es inconstitucional y remarcó que “la Cámara tiene la facultad de expulsar a uno de sus miembros. Surge del artículo 66. Y hay doctrina que así lo avala”.

En cambio, Diana Conti (Frente para la Victoria) sostuvo que el proyecto del oficialismo es “nulo de nulidad absoluta, porque carece de base constitucional”, y advirtió que puede “acarrear responsabilidad para el Estado argentino ante los organismos internacionales”.

“Nosotros no estamos defendiendo a De Vido, estamos defendiendo la Constitución nacional”, aseveró el camporista Marcos Cleri, quien consideró que el exfuncionario es víctima de un “linchamiento mediático” que al oficialismo “le sirve de campaña”.

La sorpresa la dio Graciela Camaño (Frente Renovador) al anunciar que su bancada presentará “un dictamen propio” para solicitar la exclusión del exministro kirchnerista: “Vamos aprobar los pedidos de desafuero de nuestro bloque y de nuestra fuerza política”.

El diputado por el Frente de Izquierda Juan Carlos Giordano advirtió que “hay un uso electoral del tema De Vido”, al tiempo que repudió “a aquellos diputados que, con un apriete mafioso, quieren impedir abstenernos”.

Fuente: elpaisdigital.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.