Stefania vecina de Spurr

Más de 400 familias ocuparon los terrenos ubicados en Esmeralda y Brickman frente a la necesidad habitacional. Desde el Municipio todavía no les han dado una solución y las fuerzas de seguridad, sin orden de desalojo, han intentado desalojarlo. Hablamos con Stefania vecina de Spurr: “lo de ayer fue un poco tenso porque quisieron venir a reprimir, no lo hicieron pero lo sentimos como una amenaza. Yo vivo con mis padres, tengo una hija de 4 años, y quiero un futuro para mi hija. Nosotros no queremos nada gratis, queremos pagar”.

Imagen: Fernando Siebenhaar. BVC

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.