Se reactivó la obra de autopista “Paso Urbano por Bahía Blanca”

El Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, anunció la reactivación de la obra Paso Urbano por Bahía Blanca, sobre las rutas 3 y 33. Los trabajos que abarcan 11 km de las rutas 3 y 33, incluida la intersección conocida como “El Cholo”, se encontraban neutralizados desde diciembre de 2019, momento en el que comenzaron a detectarse una serie de interferencias (infraestructuras de gas, luz, agua, etc.) Esta situación generó una demora en los trabajos ante la necesidad de resolver técnica y económicamente cada uno de estos cruces.

A mediados del 2020,  Gustavo Trankels, Director de Vialidad Nacional Distrito 19, anunció en AhíVamos la regulación de la deuda con la empresa adjudicataria de la obra de Sesquicentenario y El Cholo.

A la fecha se ha logrado alcanzar la solución a los inconvenientes técnicos no previstos en el contrato y se ha definido la situación  económica. De esta manera se reactivarán en primera instancia los trabajos que atañen a esas interferencias para luego continuar con la obra, cuyo monto de contrato será de $ 1.953.017.917,89, correspondiente a un incremento del 3,38%.
“La obra que tuvo un bajo ritmo durante la gestión anterior, se frenó totalmente en 2019 por estas interferencias que no habían sido contempladas en el proyecto original.” afirmó Gustavo Arrieta, Administrador General de Vialidad Nacional. “Después de los estudios correspondientes, pudimos finalmente comenzar a trabajar para subsanarlas y poder dar inicio a los principales trabajos de esta obra tan necesaria para Bahía Blanca” concluyó.

El proyecto se encontraba detenido desde diciembre de 2019 y es de gran importancia para mejorar las condiciones de circulación y la integración regional.

Cabe aclarar que el proyecto técnico no se modifica. La obra incluye una calzada de 2 carriles ascendentes y dos carriles descendientes, colectoras, la construcción de 11 puentes, 9 pasarelas peatonales y una nueva rotonda, así como la instalación de 1.500 luminarias y 12.000 árboles, que mejorarán la inserción de la nueva infraestructura con el medioambiente.


La nueva autopista es una gran deuda que los vecinos del sur de la provincia de Buenos Aires necesitan para mejorar las condiciones de circulación y seguridad para los más de 20.000 usuarios de la red de accesos bahiense. El turismo, la producción y la industria que circular por nuestras rutas demandan la construcción de proyectos modernos que faciliten el acceso a lo largo y ancho del país.

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.