Sandra Cordo Viróloga

La campaña Ventilar busca concientizar sobre la importancia de la ventilación de los ambientes para evitar la propagación del COVID-19 por aerosoles y difundir el potencial uso de medidores de dióxido de carbono como instrumento de apoyo.

“Nos hemos planteado hacer una campaña para llegar a la gente e instaurar este escenario o mecanismo de contagio que si bien no es absolutamente nuevo. Durante el año pasado no se le prestó tanta atención porque estuvimos más concentrados en los contactos y los fómite que nos indicaban que tocando cosas nos podíamos contagiar. Después de un año hay un convencimiento de que el virus tiene una transmisión por aerosoles y lo ponemos en conocimiento para que la gente se pueda cuidar”, explicó la viróloga e investigadora del Conicet Sandra Cordo.

“Las recomendaciones son utilizar siempre el barbijo por más que uno este al aire libre o en un lugar ventilado”.

No obstante, Cordo – quien trabaja en el laboratorio de Virología (IQUIBICEN-Conicet) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA)- sostuvo que “la pandemia nos enseñó que el confort es un lujo que ya no nos podemos dar tanto, no se puede ir por la calle sin barbijo o estar en la casa en remera y calefaccionado”.

El coronavirus se transmite en mayor grado por la inhalación de los aerosoles contaminados emitidos por una persona infectada con las pequeñas gotitas de fluido respiratorio al respirar, hablar, gritar, cantar, contaminando el aire compartido, consideraron determinante ventilar y renovar el aire del aula en forma constante desde el exterior.

El objetivo de la campaña es reducir la concentración de posibles aerosoles contaminados, disminuyendo de manera simple el riesgo de contagiar y contagiarse.

“Si vamos a un consultorio o un negocio y está todo cerrado, ahí es importante prestar atención y solicitar a los dueños que mejoren el tipo de ventilación”, remarcó la viróloga.

“Los medidores de dióxido tienen un costo alto pero hay promociones, incluso de la industria local, porque son muy útiles para saber cuantas veces el aire que respiramos fue respirado por otros”.

Por otra parte, se refirió a las personas vacunadas contra el coronavirus, y explicó que “la vacuna está diseñada para proteger a la gente de casos severos, la Sputnik V es buena para las personas de riesgo porque lo que hace es ponerlas a salvo del COVID-19 severo y eso no implica necesariamente que la persona no se contagie con sintomatología leve, pero seguir generando virus. No estamos protegidos de una reinfección ni de ser transportadores de virus a personas que no se vacunaron aunque nosotros si estemos vacunados”, finalizó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.