“Querer ponerle un tope a las paritarias es el peor error del Gobierno”

Ante la falta de respuestas a sus reclamos y en contra de las políticas que considera inversas a los intereses de los trabajadores, la CGT tensó la relación con el Gobierno, lanzó la convocatoria a una movilización para la primera semana de marzo y amenaza con un paro si no recibe soluciones.

En diálogo con ámbito.com, Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato que comanda la central obrera, cargó contra las políticas oficiales, disparó contra los empresarios, y rechazó que se ponga un tope a la discusión paritaria de este año.

Además, habló de la futura reunión con el papa Francisco, la cual aún no tiene fecha, y aseguró que la CGT no busca que el encuentro se mezcle con cuestiones políticas.

Periodista: Anunciada la movilización del 7 de marzo y la realización de un paro ¿tuvieron algún acercamiento con el Gobierno en los últimos días?
Héctor Daer: Esperamos una solución. Todavía no hubo ningún tipo de contacto con el Gobierno. El martes vamos a tener una reunión con Cámaras de distintos sectores que están siendo perjudicados por la apertura indiscriminada de la economía y este no control de toda la estructura de comercio exterior. El miércoles vamos a juntarnos la CGT con todos los sindicatos de la industria y seguiremos avanzando para coordinar de la mejor manera un acto que creemos que va a ser masivo y que va a tener acompañamiento de toda la central obrera.

P.: ¿Ya tienen definida la fecha del paro?
H.D.: No. Todavía no. Se planteó como uno de los temas a resolver. Tenemos que discutir la modalidad con el resto de las organizaciones sindicales.

P.: ¿Puede haber medidas de fuerza intermedias entre la marcha del 7 de marzo y el paro?
H.D.: Lo que estamos buscando es que haya una rectificación de políticas que a nuestro entender son equivocadas. Ahora, si no encontramos esa definición, seguramente no nos queda otra salida que el paro.

P.: ¿Qué hará la CGT frente a la intención de poner un tope a las paritarias?
H.D.: Creo que es el peor error que comete el Gobierno. Creer que se puede frenar la inflación anclando la suba del salario. Es una de las recetas un montón de veces intentada y siempre con el mismo resultado: una recesión muy grande, con una caída de la economía y del empleo.

P.: ¿Cuántos puestos de trabajo se perdieron en los últimos meses?
H.D.: Solo en lo que va del año en el sector industrial se habla de 4.700, pero yo creo que son muchos más. Se está generando una cantidad de despidos en forma de goteo que uno no lo llega a contabilizar, pero que en la realidad son despidos cotidianos.

P.: Cuando comenzó la mesa del diálogo por la Producción y el Trabajo ¿esperaban otra actitud del Gobierno?
H.D.: No cabe duda. Nosotros cuando nos sentamos en una mesa a conversar pensamos siempre en una instancia de encontrar caminos a futuro. Primero avanzamos con el bono de $ 2.000, después con un acuerdo de no despidos de trabajadores y la verdad que nos encontramos en una situación por demás desalentadora porque no hemos podido tener una articulación como hubiésemos querido con ninguno de esos dos temas. Hay por un lado una falta de compromiso de parte de los sectores del empresariado, y por otro una falta de acción imperativa del Gobierno para tratar de hacer cumplir los acuerdos que se firmaron.

P.: ¿Cómo evalúa el rol de los empresarios?
H.D.: Los empresarios no son solidarios, ponen plata para ganar. No hay capitalismo más duro que el de los empresarios argentinos. Acá el tema es que se asumieron compromisos que no fueron cumplidos. Pero aún peor, no fueron cumplidos por los que se sentaron en esa mesa a acordar.

P.: ¿Por qué el Gobierno, que fue el que promovió ese diálogo, no lo hace cumplir?
H.D.: No lo puedo saber. Yo creo que es una decisión política. No lo veo de otra manera.

P.: ¿Cuáles fueron los resultados de la reunión con los docentes?
H.D.: La situación es que se le solicitó al Gobierno que tenga una acción concreta de cumplimiento de la ley que establece que se tiene que convocar a la paritaria docente para establecer el salario mínimo en todo el país. Esto no se llevó adelante y por eso el reclamo conjunto de los cinco gremios nacionales, más el apoyo de la CGT. No solo a discutir salarios, sino en el marco de un convenio debatir un montón de contenidos que hacen a igualar la educación en todo el país.

P.: ¿El Gobierno busca con esto marcar la pauta de lo que serán las paritarias en el resto de los sectores?
H.D.: En cada sector se va a tener una paritaria de acuerdo a lo que es su actividad, a las realidades que tiene, a cómo le fue el año pasado con la recomposición del salario. Cada una de las organizaciones sindicales vamos a ir en busca del mejor salario posible.

P.: ¿Se puede aplicar el modelo que se implementó en Vaca Muerta para el resto de los convenios?
H.D.: No se puede tomar Vaca Muerta como un ejemplo para todos. Vaca Muerta tiene condiciones extraordinarias, en un momento extraordinario, en un sector donde no había convenio colectivo de trabajo como es la extracción de gas no convencional. Eso no se puede extrapolar a ningún caso al resto de las actividades. Cada una de las actividades fue discutiendo y tratando de acomodar los convenioa colectivos de trabajo.

P.: ¿Tiene fecha la reunión con el papa Francisco?
H.D.: Todavía no.

P.: ¿Por qué los recibe ahora?
H.D.: ¿Y por qué el ‘ahora’?

P.: Porque los va a recibir en momentos en que se está tensando la relación con el Gobierno, hay preocupación por los despidos y se anunciaron las medidas de fuerza…
H.D.: Fue mucho antes que nosotros enviamos una carta. Lamentamos que haya trascendido en esta época. Es más, nosotros vamos a distanciar en el tiempo cualquier reunión que tengamos con el Santo Padre con los conflictos o con las cuestiones políticas o partidarias de nuestro país.

Fuente: ambito.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.