“Un psicólogo lo tiene totalmente prohibido porque es abuso de poder”

El Tribunal de Ética y Disciplina de Santa Fe suspendió por seis meses a una psicóloga miembro de una ONG católica por convencer a una niña de 11 años víctima de abuso sexual de su padrastro a no abortar.

Seis meses y un apercibimiento público es la pena que recibirá, por el momento, María Belén Catalano psicologa de una ONG católica que convenció a una niña de 11 años de no interrumpir un embarazo producto del abuso sexual de su padrastro. El dictamen del Tribunal de Ética de Santa Fe señaló que existió una constante vulneración y revictimización de la niña al obligarla a “llevar a término un embarazo, ser madre y dar a la criatura en adopción”. La presidenta del Colegio de Psicólogos de Santa Fe, Mónica Niel explicó que la intervención de esta psicóloga provocó que la niña abandonara el hospitál: “Lo que el Tribunal de Ética consideró es que hubo dos faltas graves, una la intromisión en el tratamiento que están haciendo otros colegas y que un psicólogo nunca puede intervenir en función de sus propias convicciones religiosas, políticas o las que sean”.

Niel explicó que desde el colegio de psicólogos no lo catalogan como la obligación por parte de la psicóloga Catalano hacia la niña sino que lo nombran como una intervención en función de sus propias convicciones religiosas: ” Un psicólogo lo tiene totalmente prohibido porque es abuso de poder”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.