Pelea por Ingresos Brutos se mete en la campaña

TRAS CRÍTICAS DE MACRI, TUCUMÁN ANUNCIÓ QUE ELIMINARÁ EL COBRO EN CRÉDITOS
Contraataque tucumano. También Santa Fe se sumará a la reducción propuesta por la Casa Rosada para fomentar el acceso a los préstamos para la vivienda.

La tensión política entre gobernadores del PJ y la Casa Rosada -a dos semanas de las PASO- que recrudeció a partir del raid de Mauricio Macri por el interior del país, derivó en un desafío cruzado por la presión impositiva y la distribución de fondos.

En efecto, este jueves un núcleo duro de mandatarios peronistas se alineará políticamente frente a la posibilidad de que un fallo de la Corte termine beneficiando a María Eugenia Vidal en un reclamo por el Fondo del Conurbano (ver nota aparte). Mientras que en varios distritos prosperó la demanda de Nación de morigerear el peso de los impuestos distorsivos provinciales, como lo es Ingresos Brutos.

Como Córdoba, cuyo gobernador Juan Schiaretti recogió la semana pasada el guante de las críticas presidenciales por el peso de ese tributo en los créditos hipotecarios, también Tucumán anunció que reducirá a cero ese gravamen que hoy se sitúa en el 7% y que representa un ingreso de $700 millones anuales . Será, en rigor, la primera provincia en eliminarlo.

En tanto que Santa Fe, tierra del socialista Miguel Lifschitz, adherirá a los cambios pero en línea con los porcentajes de Córdoba, la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, provincia de Buenos Aires y Santiago del Estero, que pasaron de entre el 8% y el 7% al 2,9% y 1,5%, lo que redunda finalmente en un rebaja al cliente cercana al 10% y el 15%.

La reacción de Tucumán, como la de Córdoba, llega luego de un acalorado cruce entre Macri y Manzur, luego de la esquiva visita que el jefe de Estado realizó el miércoles pasado a ese distrito para respaldar al candidato José Cano.

“La situación económica es compleja, es difícil. Por eso hay que estimular para que haya mayor actividad y más movimiento en la economía”, subrayó el mandatario al anunciar el envío del proyecto a la Legislatura.

Indicó, además, que el anuncio es una señal de que “Tucumán se sitúa en la senda de las políticas que impulsan la reducción de la presión impositiva”.

“Es una decisión para que se reactiven la economía y el consumo y los tucumanos estemos mejor”, direccionó Manzur en medio de una oleada de críticas al modelo económico de Cambiemos.

Otra provincia que, como Tucumán, podría poner fin al cobro de II.BB. en la toma de créditos para la vivienda es Entre Ríos, que actualmente se ubica en el 6%.

Allí, el ahora legislador y exgobernador Sergio Urribarri, acercó al gobernador Gustavo Bordet (anfitrión de la cumbre de mandatarios de esta semana) un proyecto para facilitar el acceso a los créditos para la construcción y refacción. “Una medida de este tipo sin dudas que iría en beneficio de muchísimas familias, pero también en pequeñas y grandes empresas que tienen capacidad ociosa en este momento tan difícil que vive el país”, refirió el también vicepresidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista.

Por último, alineada con la Casa Rosada pese a su pertenecia al peronismo, la fueguina Rosana Bertone no descarta ponerle fin al cobro de Ingresos Brutos para todos los créditos que otorgue el banco provincial.

La lenta adhesión de las provincias a este reclamo, que surge fundamentalmente de las cámaras ligadas al sector de la construcción, está atada a la fuerte dependencia del Estado a esa fuente de ingresos. Sin embargo, hay proyectos encaminados en Corrientes, Salta, Chaco, Misiones, San Juan, San Luis y Neuquén.

Fuente: ambito.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.