Paola Vergara referente del Merendero Corazones Solidarios

Las necesidades en los barrios de la ciudad se incrementaron en cifras alarmantes con la pandemia de coronavirus.
Las organizaciones sociales respondieron lo más rápido que pudieron a esa demanda, distribuyendo tareas para que funcionen los comedores en la cuarentena. “El gobierno le debe dar las gracias a la gente que está poniendo el hombro en los barrios”, dijo Paola Vergara referente del Merendero Corazones Solidarios en Villa Nocito.

“Estamos viviendo el día a día, hay varias familias que pasan la información donde está el merendero y se van sumando”.

Por otra parte, destacó: “Uno agradece el bolsón de 9 alimentos que entrega el municipio, pero no alcanza, nadie vive ni una semana con eso. El comedor se sostiene por la ayuda de la gente”

Para finalizar, hizo hincapié en que “falta trabajo social, necesitamos que las trabajadoras sociales salgan a la calle”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.