Pablo Radivoy Jefe de la defensoria departamental de Bahía Blanca

Frente al primer contagio en la ciudad de un agente penitenciario de la Unidad Penitenciaria de Villa Floresta volvió a preocupar la superpoblación que hay dentro de las cárceles y la posibilidad de un colapso del sistema sanitario ante un contagio masivo en los mismos. Hablamos con Pablo Radivoy  Jefe de la defensoria departamental de Bahía Blanca: ”La preocupación que teníamos hace tres meses ahora se vuelve más real, ante un caso confirmado estamos atentos  a ver cómo se desarrolla ésto en los próximos días. La cuestión de la sobrepoblación viene desde hace tiempo y por eso es difícil la solución, en este tipo de instituciones los contagios se aceleran de 8 a 10 veces más. Desde el principio de la pandemia estamos en permanente contacto en las mesas de diálogo con los internos para solucionar cualquier tipo de conflicto”.

Radivoy explicó como se modificó el sistema penitenciario en la provincia en pandemia: “Se agregaron 2000 plazas para internos en la provincia, que si bien ayudan es muy poco. Hace 20 o 25 años que no se hacía nada. Para 2.300 casos de personas que estaban en población de riesgo dentro de los penales se terminaron dando 600 prisiones domiciliarias”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.