“No queremos ir en contra de los salarios”

El funcionario -parte de la delegación oficial en Madrid- habló del objetivo de controlar la inflación y las discusiones paritarias.

Madrid (enviado especial) – “El control de la inflación no tiene que ir en detrimento de los salarios: no queremos ir en contra de salarios”. Así explicó el ministro Jorge Triaca ayer a este diario lo que se viene con las paritarias de los principales gremios. El funcionario integra la delegación oficial y el lunes se entrevistó con los integrantes de la Asociación Iberoamericana de Seguridad Social, entidad que a fin de marzo hará su cumbre en Buenos Aires. Luego tuvo reunión con su par de Trabajo en España, Fátima Bañez. También con sindicalistas presentes en este viaje (“Momo” Venegas, Guillermo Pereyra, Dante Camaño) participaron de un encuentro con la Comisión de Empleo del Senado español. Anticipó Triaca que en diciembre la economia argentina generó 5.000 puestos de trabajo, dato que seguramente se difundirá mañana.

Periodista: ¿Cómo está viendo la actividad económica? Aun no hay señales de crecimiento fuerte.

Jorge Triaca: Hay datos importantes en empleo. Hasta agosto habíamos perdido 125.000 puestos, pero desde entonces hubo recuperación. Agosto con 125.000, septiembre 5.000, octubre 5.0000, noviembre 24.000 y el más reciente de diciembre, de 5.000. La construcción va a un ritmo más lento de lo que esperamos. Creció mucho en comercio y agroindustria. La manufactura industrial sigue lento con algunas caídas en algunos sectores. Todo lo que está vinculado a Brasil viene lento.

P.: Será clave la paritaria y de ella depende en buena parte la recuperación del consumo…

J.T.: Se tendrá la discusión con los gremios. Despidos ya no por los números que estamos mostrando. La encuesta de indicadores laborales de enero que anticipa el dato del SIPA que mencioné antes nos está dando 0,4% arriba. O sea que en enero podemos estar arriba de los 20.000 puestos de trabajo. Obviamente que hay algunos que tienen que ver con estacionalidad, como turismo o enseñanza, pero va a ser creciente no quizás como nosotros quisiéramos que fuera, exponencial, pero es creciente.

P.: ¿Qué herramientas aplicaron para que los desempleados puedan reincorporarse?

J.T.: En los casos de Transformación Productiva lo que nosotros estamos diciendo es que la persona se lleve un voucher para entrar en una empresa nueva. Se va con 8.000 pesos a 14.000 pesos, que es un salario mínimo y medio para que quien la contrata descuenta ese monto del costo laboral. Entonces hay un gran incentivo a contratar esas personas en los primeros seis meses. Eso está funcionando bien. Adicionalmente funciona como una cobertura que se le da a la gente por los meses que vienen. La otra cuestión que estamos viendo es que los pedidos de RecPro bajaron mucho. Obviamente porque se pusieron más grados de transparencia. Hay que hacer todo a través de un circuito transparente; es ponerles un tapón a despidos y los que piden están en sectores industriales o industrias en transición. Todo esto está funcionando relativamente bien. Lo que vemos es que hay voluntad de instalar un clima con los sectores industriales que están motorizando el conflicto. Es válido que puedan plantearse temas como el reclamo de las importaciones o si no pagaron el bono prometido, pero no son reclamos generalizados.

P.: ¿La puja de paritarias cómo sigue después de docentes?

J.T.: En marzo empiezan a discutir comercio, la construcción, el transporte. La discusión es la siguiente: se tienen siete meses de un promedio de 1,5% de inflacion. Supongamos que lo queremos analizar, da 18% aproximadamente. Supongamos que la CGT tiene un número de 2% que da 24% anual. Si estamos en lo cierto se fija 18% y una cláusula gatillo para cuidar poder adquisitivo del salario. No tenemos problema de que se lo discuta. Por eso nosotros no queremos afectar el salario. No nos sirve. No queremos bombardear el poder adquisitivo. Ahora, si estamos haciendo esfuerzo enorme para controlar la inflación, ¿eso tiene que ir en detrimento de salarios? No. Ahora en todos los casos vamos a querer un salto de productividad. ¿Qué vamos hacer para producir mejor? No tiene que ver con discusión salarial sino con cómo discutimos las condiciones de trabajo.

P.: ¿Qué pasa con el proyecto de blanqueo laboral?

J.T.: Todo lo vamos a hacer cuando construyamos consenso. Hay voluntad de las partes. También hay una dinámica de reclamos que está planteada. Hoy el escenario de movilización hace que no exista tanto margen para esas discusiones.

P.: ¿Se cortó diálogo con la CGT?

J.T.: No. Estamos escuchando. Hay diálogo constante. Entendemos mucho los reclamos. No compartimos el diagnóstico. Creemos que hay un diagnóstico distinto. Ellos ven una situación empeorándose, nosotros mejorándose.

Fuente: ambito.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.