Moreno rompió el silencio: “Sin el peronismo no pasa nada”

El ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, habló hoy por primera vez con un medio de comunicación tras su regreso de Roma, donde se desempeñó como agregado comercial de la Embajada argentina, y aseguró que para gobernar el país “es verdad que con el peronismo solo no alcanza, pero sin el peronismo no pasa nada”.

“El peronismo es frentismo. Algunos muchachos piensan que sin nosotros lo pueden hacer, y se equivocan también”, aseguró Moreno en diálogo con el programa Dadyman de Radio América, donde se definió como un “ex funcionario del peronismo que integra mayoritariamente el Frente para la Victoria”.

En relación con su paso por el gobierno, aseguró: “Fuimos aprendiendo sobre la marcha. Fuimos un Gobierno muy amplio, mucho más que el que está ahora. No se puede negar”. De hecho, se permitió algunas críticas solapadas: “El Ministerio de Industria no era peronista. Lo mismo en la conducción del Banco Central”.

También admitió que hubo errores de comunicación: “Soy vendedor y economista, no comunicador. El responsable de nuestra comunicación, hasta que se fue, era Alberto Fernández, eso lo dice todo. Es como dice la canción de Zitarrosa: un traidor puede más que mil valientes”.

Con respecto al nuevo gobierno, evaluó que “por las decisiones que se tomaron en los primeros días de gestión, pareciera que hay un directorio oculto” y subrayó: “Si hay directores ocultos, enseguida se les va a ver la hilacha. Hay que esperar dos o tres semanas”.

“Fui muy blando”

El ex funcionario contó que cuando fue secretario de Comercio fue “muy blando” con algunos sectores de la producción nacional y por eso “a veces faltó azúcar, a veces aceite, a veces harina”. “Con Blaquier (dueño del ingenio ledesma) en algún momento me faltó azúcar, porque fui demasiado blando. Le pido disculpas a la gente porque tres días faltó azúcar. Eso fue porque fui muy blandito, si hubiera sido más firme no hubiéramos tenido ni una hora sin azúcar”.

En ese sentido, remarcó: “Que no falte azúcar, harina o aceite es fundamental para la administración del comercio interior porque desordena la cabeza del consumidor”. “Acá las personas físicas, que son contra las que nosotros tenemos que luchar, son los oligarcas. Nos hicieron creer que no, pero la oligarquía existe en el país”, aseguró el ex funcionario, que dijo que “hay que saber a quién” enfrentar y lanzó una pregunta retórica sobre la concentración económica en el país: “¿Cuántas Arcor, cuántas Techint puede haber en Argentina?”.

“Nosotros, como el proyecto nacional fue exitoso, arrancamos con la tierra costando una cantidad de miles de dólares y la devolvemos costando 5 o 6 veces más. Le revalorizamos el patrimonio a la oligarquía, y es cierto”, ironizó, y agregó: “Cuanto más crece la hectárea, más aumenta la leche, más la lechuga, etcétera. El problema es que se valorizan patriomonialmente y me trasladan ese costo al precio de los productos”.

También reconoció que un error de su gestión fue “no discutir con la suficiente precisión el plan de negocios de YPF”. “Lo tendríamos que haber discutido bastante más con Galuccio, es una empresa relevante para nuestro modelo de desarrollo”, enfatizó el ex funcionario.

Clarín, Papel Prensa y la agenda

Moreno contó una anécdota personal para ejemplificar de qué manera el Grupo Clarín intentó permanentemente marcar la agenda política durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Según el ex secretario de Comercio, su madre (ya fallecida) escuchó en Radio Mitre a la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú decir que, en una reunión con empresarios, su hijo se había tomado las partes íntimas con las manos. En la charla con Dady relató el siguiente diálogo:

– Yo no te crié para agarrarte las partes.

– Pero mamá, están mintiendo, yo no hice eso.

– Magdalena no miente.

Más adelante, contó que una vez invitó a su cumpleaños al ex ministro Julio De Vido, y al día siguiente la misma periodista afirmó en su programa que De Vido había llegado en helicóptero a esa fiesta. La madre, oyente fiel, se indignó ante los ojos de su hijo: “Yo lo vi a De Vido llegar detrás nuestro, no fue en helicóptero. No puede mentir así”. Desde entonces, según Moreno, su madre nunca más consumió los medios del Grupo.

“La impronta de los medios marcando la agenda en la Argentina lo fuimos descubriendo en el andar”, reconoció el ex funcionario, y ampliño: “Que Héctor Magnetto desde Papel Prensa hacía la agenda de la Argentina a mí me salió a la luz cuando hicimos el informe Papel Prensa: la verdad. Ahí es donde fuimos descubriendo la importancia de Papel Prensa”. Según Moreno, el Grupo Clarín, a travéz de la empresa que fabrica papel de diarios, fue responsable del colapso del gobierno de Raúl Alfonsín.

“Peralta Ramos, en su lecho de enfermo, me contó cuál es el papel de Magnetto en la operación Papel Prensa. Lo contó delante de su mujer, sus tres hijos, nosotros y los escribanos”, agregó el ex agregado comercial de la embajada argentina en Italia, e ironizó sobre el derrotero judicial de la causa: “Creo que va a llegar a juicio, ¿no?”.

Fuente: Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.