Miguel Vidal, director de CÁRITAS Bahía Blanca

Como es habitual a esta altura del año, comenzó en todo el país la Colecta Anual de Cáritas. En ese sentido, se llevará adelante este fin de semana una jornada presencial en los distintos barrios de nuestra ciudad para conseguir las donaciones que sustenten las actividades planteadas el año. Además de las donaciones presenciales, también se puede colaborar a través de caritas.org.ar.

Miguel Vidal, director de CÁRITAS Bahía Blanca, adelantó que «nos vamos a encontrar a la mañana entre las 10:30 y 14:00 de la tarde con grupos de chicos recorriendo los barrios, en grupos e identificados con algo de Cáritas. Van a estar timbreando, aunque uno se puede acercar a la parroquia más cercana para donar, además de la de manera virtual. En este momento estamos pidiendo donaciones de dinero, porque aunque no está mal recibir comida o ropa, eso se puede hacer en cualquier momento del año. En este caso, pedimos dinero para acompañar los diversos proyectos y actividades que llevamos adelante».

¿Qué proyectos financia Cáritas con esta colecta? «Cada Cáritas diocesana acompaña proyectos, a diferencia de las parroquiales que entregan ropa o bolsones de alimentos. Uno de los proyectos tiene que ver con la vivienda, dando microcréditos para mejoramientos habitacionales para gente que no puede acceder a créditos bancarios. Muchos vecinos se acercan a terminar un piso, poner una chapa, un aislante, mejorar la parte eléctrica o una entrada de gas; y la gente después devuelve ese dinero. También tenemos acompañamientos a microemprendedores, a gente que está haciendo trabajos y necesita diversos materiales; hacemos la compra y vemos como la gente lo va devolviendo. Tratamos de que la gente pueda organizarse y lo pueda llevar adelante».

En cuanto a la manera de distribuir los fondos recibidos, Vidal detalló que «la colecta se divide en tres partes: una queda en el lugar donde se recaudó, otra a nivel diocesano, y otra a nivel nacional. Hay lugares donde se recauda mucho más. La recaudación nacional se distribuye en función de los proyectos que se presenten en el país, y se reparte equitativamente, haciendo que los proyecto no dependan de lo que recauda cada ciudad. Sino muchos no se podrían llevar adelante, es una idea equitativa para aquellas regiones más deshabitadas, y que puedan tener las mismas oportunidades de llevar a cabo sus proyectos».

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.