Maximiliano Núñez Fariña, director de Región Sanitaria I

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires lanzó una campaña de vacunación antigripal y contra el Virus Sincicial Respiratorio. Las dosis ya están disponibles en todos los vacunatorios. Según informaron, la misma se lanza al notar una alarmante baja en las tasas de cobertura: en nuestra región la vacunación contra el VSR a personas embarazadas es del 30,13%, cuando la meta es del 40,15%.

Maximiliano Núñez Fariña, director de Región Sanitaria I, marcó que «la campaña contra el VSR se hace todos los años, pero este 2024 tuvimos la fortuna de que, gracias a la presión del Ministerio de Salud provincial, sea incorporada en el calendario obligatorio. Esto significa que es gratis para las personas en el grupo de riesgo, que son mujeres embarazadas entre la semana 32 y 36. De esta forma, el niño nace con inmunidad desde el primer día de su vida, disminuyendo el factor de riesgo por este virus. La dosis se aplica en pocos segundos y no genera reacción».

«Que esté en el calendario obligatorio hace gratuita una dosis que antes se pagaba entre $70.000 y $100.000. Es poner la cuestión sanitaria por encima de la económica, y que los más pequeños se introduzcan en la vida cotidiana con una inmunidad importante» Maximiliano Núñez Fariña.

¿Por qué es importante fomentar la vacunación contra el Virus Sincicial Respiratorio? «Actualmente el número objetivo en nuestra región sería cercano al 40%, cuando la vacunación apenas supera el 21%; es menos de la mitad de lo esperado. Hay un trabajo importante de las unidades sanitarias en el control prenatal, los ginecólogos que calculan las semanas, y después está la conciencia de las madres para ir a vacunarse y darle una protección más a sus hijos. No hay inconvenientes con otras vacunas, se puede dar junto con la de COVID y la antigripal, ya que actúa con otro factor de virus».

En cuanto a la vacunación contra el COVID-19, Núñez Fariña aseguró que «durante los primeros dos años de pandemia el nivel de vacunación se mantuvo alto. La cobertura de primera y segunda dosis superó el 90%, y después fue bajando cuando bajó tanto la tasa de letalidad del virus como la incidencia de casos. Hoy la gente piensa que no hace falta vacunarse, pero cabe recordar que la situación actual se debe a los niveles de vacunación.

«La vacunación evita que se propaguen libremente enfermedades como la neumonía o la bronquiolitis. La vacunación de COVID o antigripal es la base de cuidado. Hoy la del dengue no es libre, por lo que hacemos eje en la prevención para evitar que se propague. Hay que seguir tomando las precauciones como limpiar los tachos con agua estancada» Maximiliano Núñez Fariña.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.