Matías Mirofsky médico

El Presidente de la Sociedad de Medicina Interna del Distrito de Bahía Blanca, el doctor Matías Mirofsky dialogó con Radio Urbana sobre un registro que elaboró la la Sociedad Argentina de Medicina (SAM) con información útil orientada a  combatir el SARS-CoV-2, que incluyó personas adultas internadas por COVID-19 en varias provincias de la Argentina, desde marzo a octubre de 2020. El registro incluyó información de 4776 pacientes 37 centros de todo el país.

Al respecto, el médico aseguró que “el estudio comenzó en marzo del 2020 y hasta octubre recolectamos datos, desde ese momento hasta marzo de 2021 se hizo el análisis estadístico, se redactó, se presentó a una revista científica muy importante y se publicó”.

El estudio fue elaborado con el fin de describir las características epidemiológicas, manifestaciones clínicas, tratamientos, complicaciones y factores de riesgo, necesidad de admisión en unidades de cuidados críticos y mortalidad.

En tal sentido, Mirofsky  explicó: “Fue sobre una población muy especifica en la que evaluamos que porcentaje de esos pacientes terminaban en UTI. Son pacientes que tenían menos fiebre y más síntomas respiratorios como tos”.

“Nos arrojaron datos de pacientes que tenían EPOC o de mayor edad eran los que evolucionaban peor. La mortalidad de este grupo fue del 12%, pero aquellos pacientes que ingresaban a terapia intensiva tenían mortalidad más elevada del 54%”.

 

“Argentina decidió priorizar una sola dosis en toda la población. Por eso es clave estudiar los efectos de pacientes COVID internados sin vacuna, los que tienen una dosis y con dos dosis. Esa hipótesis es posible y ya lo estamos haciendo. Los pacientes pueden estar vacunados con cualquier vacuna ya sea dada en el país o en el exterior. Buscamos saber cómo es la evolución de cada paciente según la vacuna que se haya dado. La idea es que esta segunda etapa dure 4 meses”, afirmó.

 

Los datos más relevantes obtenidos desde la estadística fueron:

  • El COVID-19 afectó al 13,1% del personal de salud.
  • La mediana de tiempo de síntomas al momento de la internación fue de 3 días
  • Las comorbilidades más frecuentes fueron hipertensión arterial en 32.4% y diabetes mellitus en 15.8% de los casos.
  • Los síntomas más frecuentes fueron: tos 58%, odinofagia (dificultad para tragar) 23.3%, mialgias 20.5% y fiebre/febrícula 19.9%.
  • La estadía hospitalaria tuvo una mediana de internación de 8 días y el 15% requirió terapia intensiva. Se consideró limitar el esfuerzo terapéutico en el 3% por la irreversibilidad del cuadro.
  • Los factores que se relacionaron a peor pronóstico fueron edad avanzada, demencia y EPOC.
  • La mortalidad global fue del 12.3%. Y en unidades de Terapia Intensiva fue del 54%.

Además agregó que este mes comenzó la segunda etapa del estudio, con pacientes nuevos y además con datos muy relevantes como lo es la información sobre vacunas y ver la evolución de los pacientes con COVID positivo.

Antes de concluir, indicó que “queremos ver si durante la internación de una enfermedad moderada o grave con una vacuna o las dos dosis trae diferentes resultados”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.