Mario Juliano Juez

Aplican novedoso sistema de justicia restaurativa dentro de la cárcel de Bahía Blanca. Se conformó un gabinete interdisciplinario de gestión comunitaria de conflictos. Los privados de libertad que cometan actos de indisciplina, en lugar de ser alojados en áreas de separación, podrán optar por realizar tareas de voluntariado social en los talleres de carpintería, textil o panadería. Ya hay una experiencia similar en la Unidad 15 Batán. “¿De qué sirve tener a una persona encerrada 5 o 10 años si después no va a cambiar su comportamiento?”, se pregunta el juez, Mario Juliano, Director de la Asociación de Pensamiento Penal.

Por iniciativa conjunta del jefe del SPB, Xavier Areses, y del juez del Tribunal Oral en lo Criminal N* 1 de Necochea, Mario Juliano, se puso en marcha un dispositivo piloto de “Gestión Comunitaria de Conflictos”, un régimen disciplinario basado en la gradualidad y la formación de la autodisciplina.
“En la cárcel de Batán no hay ningún interno sancionado por un acto de indisciplina. Voluntariamente aceptaron someterse al programa de justicia restaurativa. Es una situación similar a las probation donde se suspende el juicio a cambio de tareas comunitarias”, explicó Mario Juliano.

El plan piloto, que comenzó el viernes pasado en la Unidad 4 de Bahía Blanca, está a cargo de un Gabinete Interdisciplinario integrado por dos psicólogas, dos funcionarios del SPB y tres internos referentes. El equipo sesionará, por lo menos, dos veces por semana para definir cómo debe dirimirse cada conflicto, junto a la persona que cometió la infracción o expresó malestar. Además, un Comité Ampliado, integrado por autoridades penitenciarias y judiciales, entre otras, que revisará y evaluará las medidas tomadas por el Gabinete, y planificará las próximas acciones.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.