Marina Mariasch

Marina Mariasch es poeta, escritora, traductora, periodista y docente. Publicó la nota – Natacha Jaitt: “Empatía por la diabla” – en Latfem, medio de comunicación feminista.

Garganta profunda, lanza fuego por la boca. Fanática de las denuncias, su muerte no conmueve a nadie, dijo Mercedes Ninci, pero tiene a todxs magnetizadxs. Natacha Jaitt es TT en twitter y tapa en los principales diarios: en la madrugada de ayer “apareció muerta”, titulan unos. “Perdió la vida”, anuncian otros. ¿Apareció muerta? ¿Cómo aparece muerta una mujer? ¿Tras desaparecer de qué, de dónde? ¿Perdió la vida? ¿A dónde? ¿Al costado del camino, al margen de la buena senda?

“Es mas fácil empatizar y acompañar a una victima perfecta, como es el caso de Thelma Fardin. Ahora que pasa si estamos frente a una mujer lesbiana, trans, prostitutas, hablamos de vidas desobedientes, fuera del orden social establecido. Este es un debate que nos tenemos que dar”

¿Se zarpó o la mataron? “Quien mal anda, mal acaba”, dicen orondos lxs jueces de turno por la televisión y la radio, con la lección de moral tan a flor de piel, periodistxs de todo género y opinólogxs cuando se trata de ninguna santa. Dictámenes basados en el puro prejuicio. Ni tan mala madre, ni tan mala puta, ni tan mala feminista ni judía. ¿Dónde están las tablas de la ley? ¿Cuál es esa ley? En su piel color tabaco, lisa y lustrosa de blem, no hay una sola inscripción. Ni muerta deshizo la imagen del cuerpo escultural que construyó. Aunque los medios hablaron de un plano de la vulva, la foto circuló obscena de ella desnuda, acostada entre sábanas blancas, bella. Entre los grupos de Whatsapp de machos se contaron varias pajas, el erotismo toma las formas más extrañas. Pero la escudriñada es ella, la muerta”.

“Las que nos reconocemos feministas, sentimos que nos quedamos a mitad de camino, pero el feminismo es un aprendizaje. Algunas somos periodistas, comunicadoras, otras actrices, y no tenemos recursos ante ciertos casos para poder afrontarlos. A veces, se nos exije cosas que no tenemos porque responder”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.