María Apólito Subsecretaría de economía del conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación

 

El Laboratorio Richmond  formuló y envasó unas 21.000 dosis de Sputnik V, dosis 1 y dosis 2, de las que se sacó una muestra para realizar el control de calidad en Rusia, en el Instituto Gamaleya.

 

Hablamos con María Apólito, Subsecretaría de economía del conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación: “Desde el Ministerio de Producción puntualmente hemos apoyado al laboratorio Richmond con el equipamiento para la nueva planta”. Implica como argentinos una satisfacción. En todo el mundo la producción de la vacuna es un tema complicado”.

 

Apólito analizó la problemática a nivel mundial con las vacunas existentes. Según la Subsecretaría de economía del conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación Lo que falló y no ha podido dar respuesta son las políticas industriales: “Los problemas hoy son de producción. Los problemas de desarrollo ya han sido resueltos”.

 

En el 2011, Cristina Fernandez de Kirchner inauguró la planta del Laboratorio Richmond y comenzaron a incursionar en medicamentos biológicos. “En febrero inauguraron una segunda planta para el desarrollo de la vacuna Sputnik en Argentina. El proceso, si bien es una gran noticia, estamos a la espera que las primeras 21 mil dosis cumplan con los requisitos del laboratorio Gamaleya. Confiamos que eso va a suceder y que se va a poder recibir el principio activo en mayores cantidades para empezar a producir entre 1 y 1,5 millones de dosis”,  declaró Apólito.

 

Confiamos que eso va a suceder y que se va a poder recibir el principio activo en mayores cantidades para empezar a producir entre 1 y 1,5 millones de dosis”.

 

Por último deslizó que  esta no va a ser la única noticia buena de acá a dos meses: “Vamos a poder producir vacunas en otro laboratorio”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.