Malvinas, refugiados sirios y la nueva Argentina, los ejes de discurso de Macri en la ONU

El presidente Mauricio Macri dio su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde eligió poner en primera plana la histórica disputa con el Reino Unido por la soberanía de Malvinas, los cambios que se dieron en el país a partir de su llegada al Gobierno y la intención de recibir a refugiados provenientes de Siria.

El mandatario, que habló en séptimo lugar luego de Qatar y antes de Eslovaquia, asumió en este marco la vocación cooperativa y pacífica de Argentina, y confió en alcanzar “una solución definitiva al diferendo con el Reino Unido por la soberanía sobre las Islas Malvinas”.

“Confiamos que será posible activar las negociaciones y encontrar una solución definitiva a este prolongado problema”, dijo Macri, quien afirmó ante los líderes mundiales presentes en el recinto que se han dado “muestras de interés en avanzar” en la relación bilateral sin olvidar que “puede y debe ser mutuamente beneficiosa”.

En ese marco, el Presidente hizo un “llamado al diálogo con el Reino Unido” tal como -indicó- “mandan tantas resoluciones” de la ONU, para “solucionar amigablemente la disputa de soberanía” sobre las Islas que lleva casi dos siglos.

El mandatario también habló de una “nueva Argentina” luego de su llegada al Gobierno, y aseguró que los argentinos están “listos para entrar al siglo XXI” y asumir su “rol en la sociedad internacional”. “Miramos los objetivos de desarrollo sostenible y nos enorgullece que nuestras prioridades de gobierno estén alineadas con las de la sociedad internacional”, agregó.

“Argentina eligió el camino de confiar unos en otros, dialogar y hablar con la verdad” y “ya se están empezando a ver los resultados” del cambio, con la “normalización de la macroeconomía y una relación madura con el resto de los países y los organismos multilaterales”, afirmó el Presidente.

Al mismo tiempo anunció que Argentina ampliará la recepción de refugiados por el conflicto bélico en Siria, privilegiando a “familias con niños” y ratificó la presencia de los Cascos Blancos en campos de refugiados de esa zona.

En ese sentido, indicó que la idea del gobierno es “ir incrementando gradualmente la capacidad de recepción” de refugiados, que empezará siendo de 3.000, en la medida que llegue “el acompañamiento financiero, la asistencia técnica y el apoyo logístico internacional”, indicó.

También reclamó “mayor colaboración internacional para el esclarecimiento y castigo a los culpables” de los atentados terroristas que sufrió la Argentina contra la embajada de Israel en Buenos Aires, en 1992, y contra la AMIA, en 1994.

Por la tarde, Macri mantendrá una reunión con su par de Ucrania, Petró Poroshenko, y a continuación asistirá a la convocatoria del jefe de Estado estadounidense, Barack Obama, bajo la consigna de Cumbre de Líderes sobre refugiados, con foco en la situación de Siria.

Para las 19 (20 de Argentina), está prevista la participación de Macri y su esposa en la recepción que Obama brindará en el Lotett New York Palace Hotel.

Fuente: infonews.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.