Los industriales advierten que no los pueden obligar a no despedir

El vicepresidente primero de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, dijo hoy que el acuerdo alcanzado ayer con el Gobierno y la CGT para evitar despidos es sólo una “exhortación a un esfuerzo común” a los empresarios debido a que “legalmente” la central fabril “no tiene facultad para obligar” a no despedir.

Asimismo diagnosticó que “no hay una patología de despidos” en la actualidad y que es un “derecho” empresarial despedir gente, ya que “se hace por necesidad y no por perversidad”.

El Gobierno firmó ayer, junto a empresarios y dirigentes de la CGT, “un compromiso de no despedir hasta marzo de 2017”, para “darle certezas a los trabajadores de que hay un compromiso común tanto para generar nuevos empleos como para preservar los existentes”.

El acuerdo entre las partes, formalizado en el acta del segundo encuentro por un Diálogo por la Producción y el Trabajo en el Museo Casa Rosada, además pone en marcha la creación de siete nuevas mesas de empleo.

No obstante, hoy Funes de Rioja aclaró: “La UIA no tiene facultad para obligar a no despedir y además no es razonable pensar que a las pymes, que están trabajando bajo el 50 por ciento de la capacidad instalada, uno le pueda decir que no ejerza un derecho que de acuerdo a la ley tiene, porque nadie lo hace (despedir) por perversidad sino por necesidad”.

“Uno no puede seguir aportando salarios y cargas sociales cuando su nivel de actividad no lo justifica. Esto no significa que no exista una exhortación a un esfuerzo común pero una cosa es hacer un esfuerzo y otra, crear obligaciones que pueden tener contenido legal”, argumentó Funes de Rioja.

“Por eso, se solicitó una redacción para conciliar lo que es una aspiración del Gobierno y de los sindicatos con una realidad”, añadió.

Funes de Rioja también interpretó que, actualmente, “no existe” una crisis del empleo en la industria y planteó que, “por eso, hay que evitar cuestiones que puedan generar pánico”.

“Ojo con las normas antidespidos. Lo de ayer es una apelación; la UIA, por lo pronto, no tiene facultades para obligar al empresario, ni a eso (no despedir) ni a otras cosas como por ejemplo, dar incrementos salariales”, subrayó el dirigente de la UIA y titular de la cámara de empresas productoras de alimentos (COPAL).

Fuente: ambito.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.