Leonel Tesler médico sanitarista y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria

 

El senador nacional Martín Doñate (Frente de Todos-Río Negro) presentó este lunes un proyecto para reconstituir por ley el Plan Qunita y retomar el programa nacional para la reducción de la mortalidad infantil, garantizando el acceso equitativo a los insumos y recursos necesarios para una adecuada atención del recién nacido y su crianza.

Hablamos con Leonel Tesler, médico sanitarista y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria sobre un informe que realizaron en el cual hablan del fortalecimiento de los controles prenatales, la ocurrencia de los nacimientos en maternidades seguras y la provisión de un ajuar que contribuía a evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante fueron ejes centrales del programa Qunita, iniciado en julio de 2015. Ese mismo año la tasa de mortalidad infantil (TMI) registró un importante descenso de 8,5% y, por primera vez en la historia de nuestro país, fue de un solo dígito. La última variación similar se había registrado hacía diez años (7,6% en 2005). En 2016, coincidentemente con la interrupción de este programa, la TMI mostró un estancamiento en su descenso.

“Con el Plan Qunita se había identificado que cada 100 muertes en los primeros años de vida, 60 se producían en el primer mes de vida y 30 eran por causas evitables, dentro de esas causas hay una que es el colecho”.

En tal sentido, detalló que el Plan Qunita no estaba solamente relacionado con una cuna, si no que venia vinculado a la obligación de hacer controles prenatales. “Gran parte de los inconvenientes que tiene un recién nacido es la falta de acceso de las personas embarazadas al sistema de salud”. Además, explicó se buscaba que tras el nacimiento exista una maternidad que tenga las condiciones necesarias para atender complicaciones en el parto y una guía de crianza. “No solo tenias una cunita, había un montón de pautas para acompañar el trabajo que pueda hacer el equipo de salud, se aprendían cosas para criar de una manera saludable”.

“Tuvo un impacto altísimo en la mortalidad infantil de la Argentina”.

Fue el joven diseñador Tiago Ares, quien inspiró la idea de la instrumentación de un kit “para bajar los índices de mortalidad infantil en zonas marginales del país, en tanto el registro más alto de muerte temprana se debe a lo que se denomina colecho”.

“Se diseñó especialmente para que se reduzca al mínimo la posibilidad de que un bebé pueda asfixiarse y haya una tragedia evitable”, remarcó el médico Leonel Tesler.

Recordemos que tras seis años de procesamientos y embargos dictados por el ya fallecido juez Claudio Bonadio, el Tribunal Oral Federal 1 dispuso el sobreseimiento de todos los imputados por el llamado Plan Qunita, la compra de un kit destinado a evitar muertes de bebés.

Entre los sobreseídos están Aníbal Fernández, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y su viceministro, Nicolás Kreplak.

Según presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, Leonel Tesler, “hay una cuestión complicada en cierto sector de la población que no tolera un signo de igualdad y que la gente que estuvo históricamente postergada empiece a tener un poco de igualdad en su vida. Eso combinado con personas dispuesta a hacer cualquier cosa por ganar una elección y sostenerse en el poder”, sentenció.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.