La baja del consumo de alimentos básicos impactó en la salud

La fundación Soberanía Sanitaria junto a la Universidad de Avellaneda realizaron un informe sobre los niveles de obesidad y desnutrición en el país como consecuencia del neoliberalismo.

El informe titulado “Obesidad y desnutrición: las dos caras del neoliberalismo en nuestra salud”, señala como el Gobierno de Cambiemos produjo que la inflación afectara el consumo de bienes de primera necesidad. Federico Kaski. vice presidente de la fundación dialogó con Radio Urbana: “Lo que intenta mostrar el informe es esta doble cara que una alimentación que no es saludable puede repercutir en desnutrición, pero también puede tener como consecuencia la obesidad y desterrar esta idea que la obesidad es problema de las clases media y alta. El tema de los alimentos es un tema interesante para abordar en este contexto por la terrible inflación que sufrió nuestro pueblo en este año y medio sumado a que esa inflación ha sido mayor en materia de alimentos que en promedio general”.

Kaski remarcó que los alimentos más afectados por el modelo económico de Cambiemos fue la leche y verduras: “Tiene una repercusión muy fuerte en la capacidad de compra, más en los sectores vulnerables que son los que más destinan presupuesto a alimentos. El tema de la leche es el que nos preocupa especialmente, hubo una disminución del consumo tomando un año (2015 2016). Una disminución del 25% de leche pausterizada significa 6 litros de leche menos por persona. Hubo también disminución en frutas, carnes, en especial las carnes más magras y blancas”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.