Julia Rosemberg Historiadora

Hablamos con la historiadora, Julia Rosemberg sobre el 69° aniversario de la primera vez que votó la mujer en la Argentina, tras sancionarse la ley del sufragio femenino en 1947, con el impulso de Eva Duarte de Perón. “Lo que a Evita le interesaba es que esta Ley y derechos políticos sean tomados por manos de mujeres humildes y trabajadoras”, explicó.

El 11 de noviembre de 1951, tras cuatro años de intensa campaña de empadronamiento, más de 3.500.000 de mujeres votaron en el país por primera vez. “Eva influyó en el sujeto político al que buscaba interpelar y así fue como mujeres amas de casa y trabajadoras se incorporaron a la política”.

Así mismo, mencionó que: “El feminismo de la primera mitad de siglo XX es letrado, clases medias y altas, a Eva le interesa incluir a las mujeres pobres y humildes, luego desemboca en el Partido Peronista Femenino”.

Si bien la ley que garantizó el sufragio femenino se promulgó en 1947, se demoró cuatro año el acceso real a las urnas. Durante todo ese proceso, la participación de las mujeres en el ámbito de lo público y en la escena política argentina se fue acrecentando, “se tuvieron que entregar libretas cívicas y hacer un trabajo de hormiguita buscando mujeres para capacitarlas en cómo votar. Fue un trabajo arduo con un resultado que se vio reflejado en la cantidad de mujeres que participaron”.

“El Partido Peronista Femenino creó 3.600 unidades básicas en todo el territorio nacional, era el empujón para que la mujer salga de la casa y discuta política con sus compañeras”.

“Eva Peron dio un discurso a fines de 1946 hablando de la brecha salarial entre hombres y mujeres, en la Razón de Mi vida propone que las mujeres tengan un salario por tareas de cuidado. Ella no hablaba de todas las mujeres, sino de la condición de clase y su cruce con el género. Es incomodo para un feminismo mas académico o liberal”.

En septiembre de 1947 se aprobó la Ley N°13.010 de sufragio femenino. Sin embargo, le antecede a esa fecha el caso de la ya nombrada Lanteri, quien además de ser una de las precursoras de la lucha por los derechos de las mujeres en el país, pudo votar en 1911 en las elecciones de concejales para la entonces Municipalidad de Buenos Aires, transformándose en la primera mujer de Latinoamérica en hacerlo.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.