Julia Rigueiro, economista del Centro de Economía Política Argentina

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) lanzó un informe poniendo en números la caída de la actividad económica durante el mes de marzo, marcando un 8,4% de descenso interanual. Según detallaron, es la peor caída interanual en los últimos 21 años, a excepción de la pandemia.

Julia Rigueiro, economista del CEPA, aseguró en comunicación con Radio Urbana que «es una catástrofe de similares números a la que vivimos en la crisis del 2001. El Presidente Milei dijo que estamos repuntando en relación a la recaudación impositiva, pero sobre la caída de la actividad que es lo que nos importa. Este descenso se ve marcado en el patentamiento de autos y motos, y la producción de autos que ha caído más del 30% en marzo, abril y mayo. Esto se suma al índice de la construcción, que también muestra una caída del 30% con respecto al año pasado. Hay una pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo, lo que afecta a la actividad económica».

«Si no hay un plan para reactivar la industria y el mercado interno, a la larga todo deriva en una crisis mayor. La estabilización de la inflación está sostenida sobre una caída tan brutal del consumo que me parece grave y triste. Bajar la inflación a costa de que la gente no coma no está bien» Julia Rigueiro.

A estos datos, la economista sumo el índice de «las ventas minoristas, que vienen cayendo al igual que las mayoristas y las farmacias. En promedio, en estos tres meses acumulan una caída de más de 20% en las ventas. Es lo que primero destacan los comerciantes, que la gente se ajusta a la hora de comprar. Es la principal problemática, porque los comerciantes venden menos mientras pagan más de combustible y servicios. Excepto textiles, cayeron todos los rubros de las ventas minoristas«.

En cuanto a la generación de empleo, Rigueiro detalló que «donde más puestos de trabajo se perdieron en estos meses fue en el rubro de la construcción, lo que impacta bastante en la economía en su conjunto. Una particularidad es que creció la cantidad de monotributistas, algo que va de la mano con la reforma laboral y la desregulación del trabajo que plantea la Ley Bases. El problema de la cantidad de monotributistas en el mercado laboral ya era importante, y eso ahora se agrava aún más. El único rubro que ha tomado más empleo es el de la minería, que si bien genera puesto de trabajo calificado no es mucho en cantidad».

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.