José María Padilla concesionario del carrito La Revancha

En mayo de 2019 se clausuraron cuatro de los tradicionales carritos del Parque de Mayo, con la promesa del Municipio de realizar una licitación superadora.

En un contexto de crisis económica profundizada por la pandemia de coronavirus, el municipio de Bahía Blanca busca desalojar los últimos 2 carritos del Parque de Mayo. “Recibí el pedido de desalojo el 4 de agosto, en 30 días tengo que dejar el lugar. Les pido que me dejen trabajar hasta que aparezcan  los pliegos que, desde mayo de 2019 nunca aparecieron, de mi local dependen 7 familias”, José María Padilla, concesionario del carrito La Revancha.

Los carritos que  clausuraron el año anterior fueron Tijuana, Negro el Once, Café del Parque  y Lomo el 22, ya que no pasaban las inspecciones, según informaba el municipio.

En mayo del 2019 la respuesta del entonces Secretario de Gobierno, Fernando Compagnoni, fue que “Esta medida pertenece a un plan integral de mejoramiento del Parque de Mayo en su totalidad. En ese marco, esta la idea de regularizar los locales gastronómicos que se encuentran de manera irregular desde el 2008 aproximadamente”.

Sin embargo, Padilla cuenta que “Los pliegos nunca aparecieron desde mayo de 2019, lo que les pido es que  me dejen trabajar hasta que salgan esos pliegos y poder acomodarme yo también. Porque la persona que gane la licitación corre con la ventaja de que ya tiene una estructura armada”:

Padilla tiene la concesión del local desde 2009 y  tenía como destinatario, hasta el mes pasado, a el Hogar del Anciano. “Se que los contratos entre el municipio y las instituciones se cortaron hace un año o dos”.

En tanto, aclaró que no está claro cuál es el proyecto del Municipio tanto para los carritos ya que sólo se ha mencionado la intención de llamar a licitación para explotar los locales.

 

 

 

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.