Javier Báncora, dueño de la cadena de supermercados ‘La Banderita’

Debido a las consecuencias de la impactante devaluación del 120% en diciembre, la inflación que supera el 70% en los últimos tres meses, y los salarios que en promedio no siguen este ritmo, distintos informes marcan una importante caída en el consumo. Ya vimos como afecta esto a empresas como la Cooperativa Obrera, ¿se corresponde al resto de los supermercados bahienses?

Javier Báncora, dueño de la cadena de supermercados ‘La Banderita’, expresó en comunicación con Radio Urbana que «nosotros seguimos con ventas similares a los niveles interanuales, pero llegamos con una mayor cantidad de tickets, por ende más personas nos hacen llegar a la misma cantidad de ventas. La gente compra menos, por eso hay que hacer ofertas y bajar los márgenes de ganancias. Cambió además la forma de consumir; antes se hacían pedidos mensuales, después quincenales y ahora diarios. La gente va más veces a hacer las compras, cuida lo que tiene y busca administrar lo que le queda».

«Ya hemos atravesado tiempos de crisis, pero quizás este es el más sostenido. Desde mitad de año para acá tuvimos picos de inflación importante, y después de la asunción de Milei fue un escándalo. Como comercio nos tenemos que acostumbrar a las alteraciones de la economía achicando márgenes de ganancia» Javier Báncora.

En cuanto a cambios en los hábitos de consumo, el supermercadista aseguró que «el paso de primeras a segundas se instaló hace tiempo y ha crecido bastante. Son productos con una calidad similar a las mejores marcas, no le envidian nada a las primeras. Son muy convenientes por su relación costo/beneficio, hoy la gente es más inteligente en la compra. Ante la necesidad de estirar el sueldo, no solo busca y prueba productos más económicos, sino que busca aprovechar días de beneficios con tarjetas, billeteras virtuales. Prácticamente seis de los siete días de la semana hay beneficios para los distintos segmentos de la comunidad».

En ese sentido, agregó particularmente que «hay días específicos donde se hacen las compras grandes. Los miércoles y jueves de Cuenta DNI se le suman al viernes y sábados como días de compras importantes. El comercio tiene que sobrevivir y tenemos un gasto fijo importante; tenemos que facturar porque sino es imposible seguir. El primero que paga si no se factura siempre es el empleado porque se empiezan a achicar los planteles. Por eso tenemos que tratar de vender más, conseguir precios y ofertas para que la gente tenga alternativas y le rinda más su dinero».


  • Te podría interesar:

Fernando Heredia, gerente de compras de la Cooperativa Obrera

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.