Hector Arizmende cura parroco de La Piedad en Noroeste

Desde la Mesa social de Noroeste realizaron un informe sobre la situación de la delegación durante la pandemia y como fue el trabajo territorial en el lugar y la asistencia del Estado Municipal. Hablamos con Hector Arizmende, parroco de La Piedad en Noroeste:” Pasaron dos meses y hay familias con solo una bolsa de alimentos. Cualquier trabajo es poco, es una situación que para muchas familias es alarmante

El total de bolsones de mercadería que se distribuyeron en este proceso en la Delegación Noroeste asciende a 4709, para una demanda total de familias que solicitaron asistencia alimentaria de 3168. “Es bastante generoso hablar de bolsón de alimentos, para mi es una bolsita. Para una familia puede durar 3 días. También sentimos que la Delegación Noroeste fue discriminada negativamente en el reparto de los recursos públicos gestionados desde la Municipalidad”.

En el informe detallaron la situación del delegado de Noroeste que renunció al cargo: “La situación del cambio de delegado es llamativa. El trabajo de Martín Aguirre era bueno, se había metido de lleno en la realidad del barrio y había empezado a dar respuestas”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.