Gustavo Ruiz Díaz, secretario general de la Unión Ferroviaria

Durante la madrugada del martes pasado descarriló el tren que venía de Buenos Aires a Bahía Blanca. El accidente ocurrió al sur de Olavarría «por causas que se desconocen y están siendo investigadas», informó Trenes Argentinos.

Si bien se informó que los servicios entre Plaza Constitución y Bahía Blanca estarían suspendidos hasta este jueves, el Juzgado Federal N° 1 de Azul emitió una medida cautelar que prohíbe el restablecimiento del servicio.

Gustavo Ruiz Díaz, secretario general de la Unión Ferroviaria, explicó la situación en Ahí Vamos: «El criterio que tiene el Juzgado Federal no es suspender completamente sino solicitarle a FerroExpreso, que tiene el ramal por el cual viene el tren de carga, y a Trenes Argentinos que tengan la seguridad de que pueda circular el tren por esa vía. Tienen que realizar un relevamiento que dura entre dos y tres días».

Con respecto a las causas del descarrilamiento, Ruiz Díaz comentó que por el momento se desconocen y se espera el resultado de las pericias: «Había muchísima agua al costado de la vía, como una especie de laguna que no es normal y la vía estaba en condiciones como para circular. El criterio es ese, hay un control que tiene a cargo la vía y dice a qué velocidad circular por la misma, después hay que esperar las pericias que está haciendo la justicia actualmente».

Asimismo detalló que, si bien dichas pericias están a cargo de la Justicia y Trenes Argentinos, el mantenimiento del ramal donde se produjo el accidente depende de FerroExpreso y recalcó que no hubo problemas con trenes de carga anteriormente -pasan hasta tres veces por día-  y mucho menos con trenes de pasajeros.

«El estado de las vías es bueno, se puede circular. El tren de pasajeros pasa por esa vía únicamente y no ha tenido inconvenientes. El tema fue la cantidad de agua que había y es cuestión de ver los inspectores de vía cómo lo habían determinado en ese momento».

Sobre el tiempo de suspensión del servicio cabe destacar que, al tener un bajo costo, tiene mucha demanda: alrededor de 480 pasajeros viajan en el tramo por un costo mínimo de aproximadamente 900 pesos.

«Esperemos que no se extienda más de una semana. El criterio de relevamiento se hace rápido y la Justicia esperemos que también, porque es una medida cautelar tampoco es algo firme, entonces esperemos que no demore más de una semana. Es importante porque es un servicio que va y viene lleno», concluyó Ruiz Díaz.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.