Gonzalo Semilla, economista de CREEBA

El CREEBA realizó un informe sobre el consumo familiar durante julio y arrojó un incremento del 3,4%. variación inferior a la registrada en junio de 3,6%. Una familia tipo bahiense precisa de $33928 para la canasta básica que incluye alimentos y servicios. Hablamos con Gonzalo Semilla, economista de CREEBA: “Nuestra canasta tiene más de 400 artículos. En este ejercicio tomamos 170, medimos precios de primeras marcas y precios de segundas y terceras marcas. Cuando hablamos de canasta estándar, hacemos un promedio de segundas y terceras marcas. Si los ingresos bajan, nos vamos a segundas y terceras marcas. Si los precios aumentan en segundas y terceras marcas, entonces tenemos que dejar de consumir”.

Semilla remarcó que hay algunos productos que pueden ser sustituidos, pero hay bienes de primera necesidad que no pueden reemplazarse y baja su consumo: “Nosotros hablamos de elasticidades: si aumenta el precio de la carne, consumimos pollo, si aumenta la leche, no lo podemos sustituir, lo consumimos menos. La gente de menor poder adquisitivo, es la que mas sufre. Las causas de la inflación, hasta hace un par de meses atrás, venía empujada por la actualización de tarifas. Luego con la cuestión del dólar, la volatilidad y la fuerte devaluación se trasladó a precios

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.