Germán Kiefl Defensor Oficial de la Unidad de Defensa en lo Criminal y Correccional N° 1

La Defensoria Oficial de Bahía Blanca presentó un hábeas corpus para el otorgamiento de prisión domiciliaria para los internos que son grupos de riesgo. Hablamos con Germán Kiefl, Defensor Oficial de la Unidad de Defensa en lo Criminal y Correccional N° 1:  “Un brote en la cárcel puede tener consecuencias graves para la ciudad. Estamos pidiendo testear a toda la población carcelaria. Si colapsara la cárcel, estaría muy comprometido el sistema sanitario local”

 

Además, explicó que “cuando arrancó la pandemia hicimos un hábeas corpus pidiendo domiciliarias según el caso, hubo un manoseo político, hasta hablaron de liberaciones masivas”

“Venimos denunciando sobrepoblación hace años, podría decir que no se puede establecer la superficie adecuada mínima. En celdas para 2 personas duermen 4 o 6, si lo básico no se está cumplido, el resto tampoco. Las cárceles no son para castigo y tortura, sino para reinserción social”, enfatizó.

“Queremos saber como se va a contener el brote, que testeos se van a hacer, comos e alimentan, cuantas camas hay, lo que estamos tratando es averiguar lo que pasa. Pedimos un hábeas corpus, y pedimos informes, el abordaje tiene que ser multidisciplinario”.

La escuela de la Unidad 4 fue convertida en un hospital de campaña con capacidad para 46 plazas y 14 internos fueron preparados por un licenciado en enfermería para asistir a sus pares en el caso de que contrajeran Covid-19.

“Los mismos internos hicieron un curso para, llegado el caso, atender a sus compañeros. Me gustaría saber si se dejarían atender por una persona que hizo un curso de enfermería”.

Por último: “Las consecuencias del virus quedan a la vista, se visibiliza una situación que no es nueva, pero ahora se está materializando”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.