Gabriela Delpiani Investigadora del Conicet

Un equipo de investigadores comprobó un fraude pesquero por sus propios medios y recorrió todos los negocios del rubro, ciudad por ciudad, desde Bahía Blanca hasta San Clemente del Tuyú. Hablamos con Gabriela Delpiani Investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, Universidad Nacional de Mar del Plata: “Fuimos desde Bahía Blanca hasta San Clemente, ciudad por ciudad, recorriendo todas las pescaderías disponibles. Era muy gracioso porque llevábamos un filet de cada uno. Los comerciantes no entendían muy bien por qué comprábamos tanta variedad. Llevar un kilo de cada especie representaba mucho dinero. Al salir de los negocios rotulábamos con el nombre que nos habían dado y luego hacíamos lo nuestro en el laboratorio”.

El 21% de los filets que se ofrecen en las pescaderías de la Costa Atlántica bonaerense tienen otra denominación. Los comerciantes venden especies de menor valor como si fueran más caras, de modo que los clientes llevan rayas cuando creen estar comprando cachetes de abadejo y tiburones cuando solicitan por lomito atún.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.