Francisco Cantamutto economista e investigador de UNS-CONICET-IIEES

La situación del empleo en Argentina empeora como consecuencia de la crisis mundial que ha generado el coronavirus. Hablamos con Francisco Cantamutto, economista e investigador de UNS-CONICET-IIEES: “Estamos viviendo la crisis más severa en la importancia de la caída de la economía desde 1930 y, que tantos países estén en simultaneo en crisis, es la primera vez en la historia”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su último análisis, publicado este miércoles, advierte de un incremento mayor del previsto en las horas de trabajo perdidas en todo el mundo, y una disminución del volumen de ingresos provenientes de los trabajadores.

“El informe de la OIT dice que las estimaciones hechas hace 3 meses, fueron aún peor. Comparando con el año pasado, se perdieron 45.000.000 de empleos en el mundo. Así mismo, marcan que la caída fue menos grave en base a los paquetes de estímulos fiscales. Cuando el Estado intervino más fuerte, la perdida de empleo fue menor”, explicó Cantamutto.

Según el estudio, “en dónde más empleos se perdieron fue en el cuentapropismo con 750.000 y en lo informal un millón. Dentro del conjunto de personas desocupadas buscando trabajo, la población joven empeoró en particular y, en ese segmento, el 28,5% de las mujeres jóvenes perdieron su empleo”, indicó.

Y remarcó que en nuestro país, “cuando se lanzó el IFE la estimación era de 3 millones de personas y se anotaron 12 millones. Lo que hizo la pandemia fue desnudar la informalidad”.

En cuanto al proyecto del impuesto a la riqueza impulsado por el oficialismo, sostuvo que: “Seria necesario avanzar de manera veloz y contundente sobre esto”.

“Además de Laprida, donde se aplicó una tasa a las grandes fortunas, también se hizo en 25 de mayo, Hurlingham, entre otros. Miremos el partido de Lanús donde el intendente es Néstor Grindetti, de Juntos Por el Cambio, es una muestra de que cuando hay responsabilidades de gobierno, la necesidad es otra”.

 

 

 

 

 

La semana pasada el Gobierno dispuso más restricciones para la compra del dólar. El BCRA determinó que no podrán adquirir divisas los beneficiarios de un plan o programa de ayuda social, y las compras con tarjeta de crédito y débito realizadas en moneda extranjera reducirán el cupo para poder comprar los U$S 200 mensuales

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.