Fernando Peirano, presidente de la de la Agencia Nacional I+D+i

 

La Agencia nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (I+D+i) está financiando el desarrollo de 19 proyectos para incentivar la producción nacional de medicamentos y producir bienes sanitarios estratégicos. La inversión total asciende a los $860 millones, y entre los beneficiados se encuentra un a iniciativa de la Planta de Química Experimental de Bahía Blanca

Su director, Fernando Peirano, explicó que se trata de «inversiones en 19 lugares del país para establecer un sistema público de medicamentos. Aquí es donde ciencia y salud se encuentran para mejorar la vida de los argentinos. Desde la lógica de la producción, son productos que los laboratorios no están interesados en hacer. Son iniciativas público/privadas».

«El acceso a la salud es una preocupación central de este Gobierno. Tenemos que garantizar la existencia de medicamentos para enfermedades huérfanas, es decir, de las que los laboratorios privados no se ocupan» Fernando Peirano. 

Sobre el proyecto elegido en nuestra ciudad, Peirano marcó que el mayor desafío tiene que ver con «pasar de la idea al producto. Tenemos muchos avances científicos prometedores, pero esa promesa debe ser concretada al pasar a la etapa productiva. La idea es poder pasar del desafío de la producción a gran escala. Una cosa es que algo funcione en un laboratorio y otra a nivel industrial». A su vez, resaltó el protagonismo bahiense en el ámbito de la ciencia y la tecnología, recordando que en la ciudad «hace poco se generó un Reactor Experimental de Alta Temperatura y Presión, y se está generando tecnología bioindustrial».

Por último, marcó que este tipo de proyectos que apuntan a la producción pública de medicamentos puede llegar a tener un efecto sobre el importante aumento de precios que sufrió en los últimos meses este rubro. Dijo que «sobre el precio de los medicamentos hay otras herramientas, aunque esta contribuye. Un país con producción nacional de medicamentos puede lidiar mejor con eso. Hay un abanico de herramientas que poner en juego coordinadamente para que quienes necesitan sus medicamentos los puedan consumir».


  • Te podría interesar:

Pablo Hegel, investigador de PLAPIQUI

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.