Favio Rodriguez, presidente de la Cámara de Estacioneros local

Continúa el faltante de GNC en muchas de las estaciones de servicio locales ya que, por las bajas temperaturas, la empresa distribuidora Camuzzi alertó que la demanda de gas para consumo domiciliario excede la posibilidad de suministro para ambas necesidades. ¿Cómo continúa esta situación y cuándo podría normalizarse?  

Favio Rodriguez, presidente de la Cámara de Estacioneros local, detalló en comunicación con Radio Urbana que «hoy es el octavo día de faltante, hace mucho tiempo que no teníamos un corte de esta magnitud, sobre todo en esta época del año cuando queda tanto invierno por delante. Veremos qué decisiones se toman, si llegan busques de gas o qué soluciones intermedias podremos negociar con las autoridades. Estamos preocupados, pero con la expectativa de que esto se pueda estar levantando sobre el fin de semana. Se debe llegar a una solución para que la red domiciliaria no se afecte».

“Hace un mes estamos en un equilibrio con el precio del combustible. De ahora en adelante los aumentos deberían acompañar la suba de precios generales del proceso inflacionario. Si el Gobierno decide frenar la suba, comenzaremos a retrasarnos. Hoy estamos en una paridad y el valor del combustible está bien” Favio Rodriguez.

Igualmente, el estacionero admitió que «en algunas estaciones sí se puede encontrar el suministro, como en la YPF de Avenida Colón y Vieytes, la de Parchappe y Falucho, o algunas fuera de Bahía Blanca sobre la Ruta 3 que tienen contratos firme. La gente se deberá trasladar más de lo normal pero hay opciones existentes en nuestra ciudad. El problema mayor se da en ciertas ciudades del interior que tienen solo una estación de GNC y no pueden despachar. Eso hay que reverlo porque mucha gente trabaja con GNC y no puede laburar por no poder disponer de gas».

Por último, Rodriguez se refirió al informe de una consultora privada que marca una caída en la venta de combustibles del 13,7% durante el mes de abril, la peor en los últimos 34 meses. Aseguró que «la caída es similar en Bahía Blanca en promedio, con estaciones que cayeron más y otras menos según su ubicación. Podemos notar una caída del 15% en las ventas como promedio, teniendo en cuenta que la recomposición de precios generó que el litro pase de $300 a $1.020 en los últimos seis meses. Si bien esta caída impacta en los estacioneros, la recomposición de precios fue mayor, por lo que no ha empeorado tanto la situación. Estamos recaudando a niveles similares a cuando el combustible estaba más barato«.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.