Entretelones de una inesperada oferta que pateó el tablero por la TV

La empresa estadounidense Consor pagaría US$ 336 millones anuales; supera en un 80% a la de Fox-Turner y en un 69% a la de ESPN

La historia por los derechos de televisación del fútbol argentino tuvo un giro, para muchos, inesperado. Fue anteayer, con una propuesta sorpresiva, presentada en la mesa de entradas de la AFA y que le llegó a Armando Pérez antes de la reunión con los directivos de primera división. Es en dólares y supera en un 80% a la de Fox-Turner y en un 69% a la de ESPN.

Mientras el mundo del fútbol miraba hacia un hotel céntrico, en el que ESPN detallaba su oferta y su visión sobre la TV del fútbol argentino, en la AFA se depositaba una nueva propuesta para quedarse con los derechos audiovisuales de la primera división. En la hoja membretada se ve un logo en letras azules, sobre fondo amarillo: Consor. Es una empresa estadounidense especializada en el manejo de propiedad intelectual. De las tres páginas del documento, la que importa es la última: una oferta de US$ 336 millones anuales, a razón de US$ 28 millones por mes. El equivalente a $5412 millones, a la cotización actual del dólar. Esto es un 80% más que la oferta de Fox y un 69% más que lo propuesto por ESPN.

Según lo que pudo reconstruir LA NACION, la propuesta fue acercada por allegados a Armando Pérez, el primer dirigente en interiorizarse de la oferta. En esa reunión del miércoles, el empresario que preside el Comité de Regularización admitió que la oferta existía, pero que aún no habían estudiado los detalles. En principio, Consor pretende un convenio por cinco años. Y garantiza ingresos en dólares para la AFA. Eso sí, a cambio pretende todos los derechos: televisivos para el mercado nacional y el extranjero, de internet (locales e internacionales) y celulares. Todo, en un mismo paquete.

En rigor, la oferta de esta nueva empresa representa la irrupción de un nuevo modelo de negocios. Hasta acá, Fox-Turner e ESPN pujaban por lo mismo: comprar los derechos de TV del fútbol argentino para transmitir los partidos en canales de alta definición, previo pago de un abono mensual que fluctuaría entre los $150 y los $250. Un negocio que, según el presidente de Fox Latin American Networks, el mexicano Carlos Martínez, podría implicar dos millones de nuevos abonados sólo en el primer año.

En la reunión de anteayer, ESPN dejó en claro que estaba dispuesto a mejorar cualquier propuesta de sus competidores. El fútbol argentino, pese a sus dislates organizativos y a la violencia organizada de sus hinchadas, sigue teniendo empresas interesadas en transmitir sus partidos. Ahora, será una competencia a tres bandas entre los postulantes, algo que se decidirá en una compulsa de precios, como se estipuló en los últimos días.

La oferta de Consor se enmarca en otro paradigma. Esta compañía se especializa en segmentar los derechos y subastarlos al mejor postor. Por eso, tiene un ejército de abogados entre sus empleados. Son intermediarios y no producen contenidos, pero entre sus clientes están gigantes como Adidas (también sponsor técnico de la AFA) y Amazon.

Según trascendió, los ejecutivos de Consor están dispuestos a viajar a Buenos Aires para reunirse con los dirigentes argentinos y explicar los detalles de su oferta. La semana próxima, cuando la AFA lo disponga, deberán presentarla por escrito y en sobre cerrado, tal como harán Fox-Turner y ESPN, lo oferentes que ya no pelean mano a mano.

Expertos del mercado televisivo definieron a Consor como una compañía de abogados especializados en el broadcasting (transmisión de contenidos audiovisuales). El corazón de sus negocios es revender ese producto y redactar contratos específicos para quienes los compran.

La ventaja comparativa de este modelo es que el contenido puede expandirse, con varias empresas multinacionales explotándolo al mismo tiempo: una para los derechos nacionales, otra para los internacionales, otra en el streaming y una cuarta para los celulares y dispositivos móviles. Consor sacaría su tajada gracias a los múltiples compradores del contenido ofrecido. En este caso, el fútbol argentino.

Más allá de que la primera reacción de la AFA fue entusiasmarse por los números (“Si la oferta es como dicen, las cifras son espectaculares”, se escuchó), lo que no les cierra es que Consor sea un intermediario y no una compañía internacional de fuste, como Fox-Turner y ESPN.

Además, la AFA pretende revisar las garantías bancarias de todos los contratos antes de firmar. Analizará tanto los números de Fox-Turner y ESPN como los de Consor. De eso se encargará Alicia López, experta en lavado de dinero, ex veedora judicial de la ruta del dinero del Fútbol Para Todos y flamante revisora de cuentas de la AFA.

La empresa que resulte adjudicada deberá justificar el origen de los fondos. “No queremos que aparezca dinero proveniente de una offshore en las Islas Caimán”, se atajan desde las oficinas de la AFA en la calle Viamonte.

Por lo pronto, la AFA sabe que la solución a los problemas de dinero más urgentes provendrá del nuevo contrato de TV. Hoy al mediodía se sabrá la fecha de la Asamblea en la que se aprobará la rescisión del convenio del Fútbol Para Todos. Allí mismo deberá aprobarse la nueva asociación con quien resulte adjudicado en la apertura de sobres, que se realizará la semana próxima. Los tres postulantes, en principio, no tendrían objeciones en invertir $1000 millones como garantía para quedarse con el negocio.

Esa cifra serviría para oxigenar las economías de los clubes y permitiría que la pelota vuelva a rodar. Luego, el 14 de marzo, cuando se reforme el estatuto, llegarán los $530 millones de la rescisión propuesta por el gobierno. Y con esos $1530 millones el fútbol argentino debería normalizar su economía. Más tarde, deberá recomponer su pálida imagen institucional y elegir a un nuevo presidente.

Fuente: lanacion.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.