En Santa Fe, Miguel Del Sel pelea con el socialismo el resultado de las PASO

Con el 100 por ciento de las mesas escrutadas, los datos oficiales indican que el PRO, con Miguel Del Sel como único candidato, está ganando por ahora las PASO en la provincia de Santa Fe.

Sin embargo, desde el Frente Progresista afirmaron que según sus mesas testigo, por la suma de sus candidatos Miguel Lifschitz y Mario Barletta, triunfan con el 33,6 por ciento de los votos y Del Sel tiene dos puntos menos.

Los números oficiales dicen que Miguel Del Sel le da al PRO el 28,39% de los votos, frente al 28,06 del Frente Progresista y el 19,32 del Frente para la Victoria. Mucho más abajo se ubica el massismo, con el 6,74%

En una breve exposición ante la prensa acreditada en el bunker del socialismo, Rubén Galassi, ministro de gobierno provincial, dijo que el Frente Progresista obtuvo entre sus dos candidatos, Lifschtiz y Barletta, el 33,6 por ciento de los sufragios, dos más que Miguel Del Sel con el PRO. Se basaron en mesas testigo, más que en los datos oficiales, que dan ganador al Del Sel.

“Comienza otra elección, claramente polarizada donde se van a discutir dos proyectos, dos modelos de gestión, dos historias, dos trayectorias. El modelo del Frente Progresista es consistente, serio, responsable”, dijo Lifschitz.

En la que es una de las elecciones que marca la agenda electoral de este año, en uno de los distritos más importantes del país, la provincia de Santa Fe eligió candidatos para las elecciones de junio próximo.

Los comicios cerraron a las 18 con un porcentaje mayor al promedio histórico, ya que una hora antes del plazo establecido ya había votado el 70 por ciento del padrón.

La Secretaría Electoral informó que a las 17 ya había votado en el promedio de toda la provincia el 70 por ciento del padrón, aunque en algunos departamentos se superó esa cifra, por ejemplo en Capital, donde la cifra llegaba al 75 por ciento. En tanto en Rosario era 69 por ciento.

Los Festejos
Según consignó Tiempo Argentino, el búnker de campaña del PRO fue escenario de grandes festejos anoche, con la presencia del jefe de Gobierno y precandidato presidencial, Mauricio Macri, y Carlos Reutemann acompañando a un Del Sel que gritó, cantó y saltó frente al auditorio.

En contraposición, Lifschiz dio un discurso marcado por el tono medido, cerca de las 23:30, desde la capital provincial. El socialista aceptó la tendencia favorable para Del Sel, pero sostuvo que se trató de “una elección polarizada, donde se van a discutir dos modelos, dos historias de Santa Fe”. Incluso, citando mesas testigos, aseguró que iban por delante en los sondeas y se mostraban esperanzadas de poder pasar al frente.

En cuanto al kirchnerimos, el diputado Perotti hizo una lectura positiva, basada en el crecimiento sostenido que tuvo su candidatura desde que el peronismo santafesino logró acordar una fórmula de unidad. “A partir de ahora –sostuvo– le vamos a poder hablar a todo el pueblo santafesino acerca de cómo queremos gobernar a la provincia, con un cambio seguro para que la gente tenga esperanza, tenga confianza que no tenga resignación.”

Además, el rafaelino convocó a los ciudadanos a poner “todos el esfuerzo para tener realmente una provincia mucho más tranquila, una provincia desarrollada, que le dé calidad de vida a los santafesinos”. Por último, con esperanzas, señaló: “Estamos muy entusiasmados con esta etapa que comienza a partir de ahora.”
En la provincia de Santa Fe no está permitida la reelección a gobernador, por lo que el mandatario saliente, Antonio Bonfatti, compitió por una banca en la Cámara de Diputados provincial, encabezando una de las listas del Frente Progresista Cívico y Social, con un 36 por ciento.

Internas .
Sólo dos fuerzas políticas fueron a internas en la categoría gobernador: el Frente Progresista Cívico y Social, dentro del cual se presentaron las listas encabezadas por Lifschitz, ex intendente de Rosario y actual senador, y el ex intendente de Santa Fe, Mario Barletta; y el Frente Renovador, que postuló las fórmulas lideradas por el ex presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, y la del diputado nacional Oscar “Cachi” Martínez.

Dentro del oficialismo, la candidatura de Lifschitz se impuso con más del 70% de los votos del frente, mientras que los radicales representados por Barletta obtuvieron el 28% de los sufragios de la fuerza. La lista massista quedó lejos de los festejos y sin posibilidades al superar apenas el 7% de los votos, en una elección muy pareja entre Oscar Martínez, con 50,4%, y Eduardo Buzzi, con 49,5% de los sufragios.

De ahora en más, la gran incógnita será quién se quedará con los votos de Barletta. El caudal electoral del radical, que si bien perdió holgadamente la interna con Lifschitz logró obtener un 9% de los sufragios totales, podrían llegar a ser decisivos para el Frente Cívico y Social en una disputa cerrada con Del Sel. Por eso, de cara a las elecciones generales de junio, Lifschitz buscó relanzar su campaña con un mensaje a los votantes de su adversario en la interna abierta.

“Acá hay dos proyectos en juego, dos modelos de gobierno”, dijo, buscando polarizar con Del Sel. “Reconocemos a la otra lista que hizo una buena elección.

Ahora comienza otra etapa”, subrayó. En igual sentido, Bonfatti dijo que la UCR demostrará en Santa Fe su vocación frentista y que Lifschitz se verá favorecido por el menor número de candidatos, para que su figura se termine de instalar en los lugares de la provincia donde aún no es conocido.

Los pisos electorales . La legislación electoral vigente en Santa Fe establece que una lista que no compita en internas debe superar el 1,5% del padrón para poder pasar a las elecciones generales del 14 de junio. En total, hubo 2.573.431 ciudadanos santafesinos habilitados para votar, por lo tanto, una candidatura a gobernador que no vaya a internas debía obtener al menos 38.602 votos para aparecer entre las opciones de junio.

Una partición de más del 75%

La concurrencia de votantes a la elección de las PASO en Santa Fe superó “un 75 por ciento” del padrón electoral de la provincia, según estimó la secretaria electora Claudia Catalín. “Andaremos esta vez cerca del 75 por ciento de sufragantes, que es el histórico de la provincia, aunque siempre van creciendo un poco”, sostuvo la funcionaria, aún con datos provisorios.

Por su parte, la ONG Ser Fiscales de Santa Fe también destacó “el compromiso de la ciudadanía” por su alta participación en las primarias. Además, la entidad subrayó que “el sistema de boleta única superó un test electoral de manera exitosa”.
Operativo con 4000 efectivos

En la madrugada previa a la jornada electoral, el gobierno de Santa Fe desplegó un operativo de seguridad con 4000 efectivos de las fuerzas federales y provinciales, dispuestos para custodiar las escuelas e instituciones afectadas a las PASO y para el traslado de las urnas de votación. Por otra parte, la noche anterior a las elecciones, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana labró un total de 60 actas de infracción a la veda electoral contra comercios que, a pesar de la prohibición, vendían bebidas con alcohol.

El ex Midachi y la veda rota

Además de cosechar votos, ayer Miguel del Sel también sumó críticas por haber, supuestamente, violado la veda electoral. Ocurre que cuando el ex Midachi votó en la Facultad de Ingeniería Química de Santa Fe, realizó una serie de declaraciones a la prensa. Del Sel no dudó en decir que sentía “un respaldo extraordinario de la ciudadanía, en cada pueblo”, y hasta vaticinó una victoria: “Casi fui gobernador y creo que esta vez se va a dar”, afirmó. De inmediato le llovieron las críticas desde otros espacios políticos, que le atribuyeron haber roto la veda.

Fuente: Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.