El voto en blanco, la clave para que el PRO gane en la Capital Federal

Las encuestas previas a la primera vuelta de las elecciones porteñas, que se realizaron el domingo pasado, mostraron números muy cercanos a lo que después arrojaron las urnas. La mayoría de los sondeos que habían circulado, puntos más, puntos menos, difundieron una intención de voto de los capitalinos que se corroboró el día de la votación. Esto hace que sea posible mirar las nuevas mediciones de opinión, ya enfocadas en el balotaje del próximo domingo, con una mayor dosis de fe en los datos, con la precaución de aclarar –siempre– que una encuesta es una foto y la realidad, podría decirse, una película.

Tiempo Argentino accedió a una serie de muestreos sobre el escenario para el balotaje de la Ciudad que disputarán en siete días Horacio Rodríguez Larreta (PRO) y Martín Lousteau (ECO). Todas tienen cifras muy parecidas entre sí. En todas, previsiblemente, gana el candidato macrista. En todas, además, hay un notable crecimiento del voto en blanco, que había conseguido el 1,8 por ciento. Y en la mayoría queda claro que ese voto en blanco es el que le permitirá al PRO superar el 50 por ciento.

Los números

La consultora González y Valladares hizo una medición de casi mil casos el pasado 7 de julio, dos días después de la primera vuelta. La intención de voto para el balotaje confirma el primer lugar para Rodríguez Larreta, con el 47,8%, dos puntos más de lo conseguido el pasado 5 de julio y lo mismo que logró su partido en las PASO, sumando las adhesiones del jefe de ministros porteño y de la senadora nacional Gabriela Michetti.

Unos 10 puntos más abajo aparece Lousteau, con el 37% de las preferencias. El crecimiento del ex ministro es mayor que el del candidato del macrismo, algo “lógico” si se toma en cuenta que el FPV, tal vez la oposición más fuerte al PRO en la Ciudad, quedó en tercer puesto. Hace una semana, Lousteau conquistó el 25,5% de los votos y ahora, según estos datos, tiene 12 puntos más, acortando la brecha de 20 que Rodríguez Larreta le había sacado en la primera vuelta.

El tercer puesto se lo lleva el voto en blanco, que generó polémica esta semana por el lugar que ocupará en la pantalla del voto electrónico. ECO denunció que el peso de esta opción en la imagen era un “estímulo” a votar en ese sentido. Yendo al número: el 8,7% de los capitalinos –según el sondeo de González y Valladares– señaló que no se inclinará por ningún candidato. Aquí cabe recordar que los partidos de izquierda, el FIT (que postuló a Myriam Bregman) y Autodeterminación y Libertad (con Luis Zamora a la cabeza), están llamando dejar vacía la boleta y que estas fuerzas, sumadas, lograron 7 puntos en la primera instancia. En último lugar se ubica el segmento al que está apostando Lousteau, los indecisos, que representan el 6,5 por ciento.

Otras encuestas tienen indicadores similares en todas las instancias. La de Trespuntozero, realizada entre el 8 y el 9 de julio, le da un 46,9% a Rodríguez Larreta; un 38,2 a Lousteau; un 9,2 en blanco y un 5,7 de indecisos. La de OPSM, dirigida por Enrique Zuleta Puceiro, que fue publicada por este diario a mediados de esta semana, es un poco más generosa con el macrismo: 52 para el PRO; 39 para ECO; 6,4 por ninguno; 2 puntos de indecisos.

Para poder superar el 50%, en todos los casos se midieron sólo los votos positivos, es decir, dejando los blancos afuera, y se proyectaron indecisos. Allí, los sondeos, a grosso modo, ubicaron al macrismo alrededor del 57% y al ex ministro de economía oscilando el 43 por ciento.

Los votos de Mariano

Un dato trascendente es qué sucede con los votantes del Frente para la Victoria, que salió tercero en la primera vuelta, con el 21,9 por ciento.

El viernes pasado, quien fue candidato del FPV para la Ciudad, Mariano Recalde, encabezó la conferencia de prensa en la que el kirchnerismo oficializó su postura de no brindar respaldo a ninguno de los dos candidatos. Un dirigente del FPV, que estuvo codo a codo con Recalde en la disputa porteña, le dijo que este medio: “Era de manual, que teníamos que hacer esto.” Entre otras cosas, era casi imposible pronunciarse por Lousteau (el apoyo a Larreta es obviamente impensable) luego de haber basado parte de la campaña en poner sobre la mesa que los partidos que sustentan al ex ministro, la UCR y la Coalición Cívica, son aliados de Mauricio Macri a nivel nacional. Esto sostenía el argumento de que ECO era una rama subalterna del PRO, una versión “edulcorada” del oficialismo capitalino. El viernes, en la conferencia de prensa, el director de Aerolíneas remarcó también que “nadie es dueño” de los casi 400 mil votantes que lo acompañaron. Tenía razón.

Los sondeos coinciden en que la mayoría de los que optaron por el FPV en la primera instancia volcarán su respaldo a Lousteau, a pesar de que el ex ministro no ha hecho el más mínimo esfuerzo para enviar un guiño a este sector.

Los números de González y Valladares indican que el 51% de quienes el pasado domingo se inclinaron por Recalde lo harán dentro de una semana por el padre intelectual de la Resolución 125. Ese 51% del caudal K implica un 10 del total del electorado porteño. Lousteau creció cerca de 12 puntos, lo que indica que casi todo su incremento se explica por el respaldo de este segmento del kirchnerismo.

Sobre el resto de los votantes del FPV, casi el 29% –según González y Valladares– iría por el sufragio en blanco y un 11,4 no se decide.

Zuleta Puceiro también midió la transferencia de votos. En sus números, el 67% de los adherentes al FPV se inclinarían por ECO en el balotaje y el 23 votaría blanco. Las cifras de Trespuntozero son similares.

Rodríguez Larreta también creció en intención de voto respecto del resultado del 5 de julio. ¿De dónde viene? La respuesta, por extraño que parezca, es que se los quita a Lousteau. Esto deja clara la afinidad que el propio electorado ve entre ECO y el PRO. Según González y Valladares, casi el 12% de los que se apoyaron al ex ministro el 5 de julio ahora lo harán por el macrismo, es decir, 3 puntos del total del electorado.

El dato indica que uno de los nuevos ejes de campaña del macrismo, asustar al electorado remarcando que una derrota del PRO en Capital fortalecería al kirchnerismo a nivel nacional, surtió efecto. También muestra la composición de una parte de base de ECO, a la que el antiperonismo le termina pesando más que cualquier otra cosa.

El sondeo de OPSM corrobora la transferencia de Lousteau a Rodríguez Larreta, sólo que en menor medida. En este caso, el 7% de quienes apoyaron al ex ministro ahora respaldará al PRO.

“Lousteau sólo es ruido”

El candidato a jefe de Gobierno por el PRO, Horacio Rodríguez Larreta, estuvo de recorrida por el barrio de Parque Avellaneda, donde conversó con vecinos y comerciantes acompañado por la precandidata a gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el vicepresidente de la Legislatura, Cristian Ritondo, en el último sábado de la campaña porteña.

El actual jefe del Gabinete de la Ciudad inició su jornada en una charla con vecinos que tuvo lugar en la Asociación Florentino Ameghino de Parque Avellaneda y luego recorrió la Avenida Eva Perón, donde dialogó con vecinos. También estuvo en la feria Caminos y Sabores, en La Rural.

Rodríguez Larreta no habló con la prensa, pero sí lo hizo Ritondo, quien cargó contra Lousteau. “Sólo es ruido, no presenta ninguna propuesta. Está muy ansioso, pero ya perdió dos partidos, las PASO por 25 puntos y las generales por 20. Ahora quiere un desempate, se lo vamos a dar pero va a perder de nuevo”, atacó.

“Nos responden con agravios”
Martín Lousteau realizó ayer una caminata desde el cruce de las avenidas San Juan y Boedo hasta Independencia y Maza y aprovechó para resaltar, una vez más, que su rival porteño “se niega a debatir” de cara a la balotaje que se disputará el próximo domingo.

“Discutimos con datos precisos y nos responden con agravios, en un clara demostración de cuánto molestamos, porque Larreta se niega a debatir cuando en un debate se podría poner bien en claro quién miente, como quedó en evidencia en el único debate que hubo”, sostuvo Lousteau en un comunicado.

“Pareciera que a los dirigentes y ministros del PRO les dieron una orden: péguenle a Lousteau, y ahí están de a uno, buscando la forma más creativa de insultarme”, sostuvo durante un desayuno que compartió con adultos mayores en el café Los Angelitos. Por la tarde, el candidato de ECO se reunió con jóvenes en el Parque Rivadavia y por último habló sobre seguridad en Plaza Flores.

Fuente; Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.