El PJ se reúne y analiza reducir el número de precandidatos

El calendario impone su ritmo y se avecinan los momentos de definición. Con esa certeza como contexto, el Partido Justicialista reunirá este viernes en el complejo de Parque Norte al congreso partidario para dar un paso clave en el ordenamiento electoral. En la cita, que probablemente se resuelva rápido, se aprobará con el voto de los congresales presentes la decisión del PJ de constituir una coalición nacional, denominada Frente para la Victoria, que competirá en las categorías de presidente y vice, más representantes para el Parlamento del Mercosur, el Parlasur, adelantó Tiempo Argentino.

Al encuentro están convocados todos los congresales de todo el país, que suman 942, aunque es probable que no asistan los representantes de las provincias que gobierna el peronismo disidente: Córdoba y San Luis. El requisito para darle legitimidad a lo que se someta a votación es alcanzar el quórum, que consiste en la mitad más uno de los congresales.

“En el encuentro se va a autorizar al PJ la conformación de un frente con fuerzas políticas afines y a suscribir la documentación a los apoderados del partido”, adelantó a Tiempo el diputado Jorge Landau, histórico apoderado del partido. La autorización para que el justicialismo vuelva a ser la columna vertebral de una coalición más amplia –el FPV– será el paso previo para que el 10 de junio se inscriban ante la justicia las diversas alianzas que competirán en las PASO. Diez días después, el 20 de junio, llegará el turno de registrar las precandidaturas. A partir de entonces, con los precandidatos ya inscriptos y resuelto el misterio sobre cuántos nombres del FPV competirán por suceder a Cristina Fernández, empezará el tramo más fuerte de la campaña presidencial.

El congreso partidario del viernes estará encabezado por el gobernador formoseño, Gildo Insfrán. Los 942 congresales de los 24 distritos electorales del país (en representación de las 23 provincias más la Ciudad de Buenos Aires) están citados a Parque Norte a las 9. El segundo llamado será a las 11, y a partir de allí se comenzará a debatir –siempre que se haya quórum–. Los apoderados del justicialismo aseguran que en la reunión no se definirán las cuestiones más sensibles de la estrategia electoral.

Eso significa que en Parque Norte no se votará cuántos precandidatos a presidente competirán en las PASO del 9 de agosto, o cuántos precandidatos a gobernador bonaerense harán lo mismo en la categoría respectiva. Sin embargo, aunque no se someta a votación, entre la dirigencia circula a voces el criterio de ir reduciendo la cantidad de precandidatos, tanto a nivel presidencial como para gobernador de la provincia.

Mientras se acerca el momento de las definiciones, en el FPV empiezan a convencerse de que es necesario evitar la dispersión con la que la coalición compitió en la elección porteña. El criterio que parece imponerse es limitar la competencia a dos (como mucho tres) precandidatos a presidente, y dos a gobernador. Incluso hay quienes creen que sería mejor ungir a un único candidato a presidente para que su lanzamiento tenga más fuerza en un contexto en el que asoma un rival de cuidado: el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. La resolución de estos dilemas, en cualquier caso, quedará para el armado y la negociación final entre la Casa Rosada y los gobernadores. La estrategia, como en el ajedrez, responderá también a los movimientos de último momento del campo opositor.

Con la cita del viernes, dará inicio la cuenta regresiva para la disputa política en la que se definirá si prima la continuidad, incluso con modificaciones, como sucede en cualquier ámbito de la vida, o si se impone un cambio drástico, encarnado en el PRO. El cronograma para el PJ, tras la aprobación a constituir un frente más amplio, seguirá el 10 de junio, con la inscripción de esas alianzas; el 20 será el turno de los precandidatos, y el 26 la justicia oficializará las boletas. Scioli, Randazzo, Rossi, Urribarri y Taiana sueñan con ver su foto reproducida en el primer tramo de la boleta, en la categoría de presidente. Pero de los cinco sólo habrá lugar para dos o, como mucho, tres.

Urribarri quiere a axel Kicillof en su fórmula

El gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri reveló que en las últimas 24 horas se reunió dos veces con el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof. “Quiero que Axel me acompañe en la fórmula porque la continuidad no se garantiza con discursos bonitos en televisión sino con esfuerzo, conocimiento técnico y convicción política”, argumentó el candidato del kirchnerismo, y agregó: “Decían que no protegíamos al productor y llevamos adelante un gran programa de ayuda al pequeño productor rural, que representa más del 70% del total, esa ayuda tiene impacto inmediato en la economía regional”. El precandidato presidencial del FPV y el ministro de Economía almorzaron ayer y conversaron sobre economías regionales, la agenda del desarrollo argentino y las perspectivas de futuro. “Tenemos altura moral porque enfrentamos con coraje a los poderosos, defendemos los intereses generales y damos resultados concretos”, sostuvo.

“Lo que decidan los compañeros”

El ministro de Economía y Finanzas, Axel Kicillof, no descartó presentarse como candidato a algún puesto en las próximas elecciones, al afirmar que forma parte de “La Cámpora y el Frente para la Victoria (FpV), que tiene una una conducción”, por lo que advirtió que el lugar que ocupe no es una decisión personal.

Consultado durante una entrevista concedida a radio FM Vorterix, Kicillof admitió la posibilidad de postularse. “En la medida que lo veamos con los compañeros, dentro del espacio político”, dijo, y aclaró que “la Presidenta es la que tiene la última palabra”.

“Estamos transformando la Argentina y hoy participo como ministro de Economía”, agregó, para luego criticar afirmaciones del candidato presidencial Sergio Massa, quien sostuvo que de ser elegido “echará a los ñoquis de La Cámpora que ingresaron como empleados públicos”.

“Son palabras de campaña, de irresponsabilidad y odio. Es como si dijéramos que si gana (Mariano) Recalde en la Ciudad de Buenos Aires va a echar a los jóvenes ñoquis del Pro”, comparó, y añadió: “Algunos militan en otros espacios y porque militen no hay que discriminar o decir que son ñoquis. Yo soy de La Cámpora y trabajo todo el día”.

Consultado luego sobre la eventualidad de que Daniel Scioli sea finalmente el candidato presidencial por el FPV, Kicillof recordó que “gobierna la provincia más importante del país y acompañó a Néstor y Cristina, “Scioli es un hombre de nuestro espacio y se presenta a las PASO. Hay gente que simpatiza más o menos, pero acompañó este proyecto todo el tiempo”, concluyó.

Fuente: Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.