El caso Niembro abrió grietas en la interna del macrismo

“Hola Fernando ¿me podés contar de qué se trata este caso de La Usina que apareció en el diario de hoy?”, inquirió una voz femenina. La pregunta data del martes pasado por la mañana. El destinatario de la consulta fue el periodista deportivo, empresario y candidato a diputado bonaerense de Cambiemos Fernando Niembro, fundador y dueño de una empresa que, según reveló Tiempo Argentino en esa jornada, facturó 21 millones de pesos mediante contrataciones directas de cinco ministerios macristas. La primicia demostró que el candidato era un influyente proveedor del estado porteño. Con esa información en las manos, la mujer que hablaba del otro lado de la línea durante esa mañana era la candidata a gobernadora María Eugenia Vidal. La vicejefa porteña saliente y cabeza de lista del PRO en tierra bonaerense llamó a su compañero de boleta sin perder el aplomo, pero con la necesidad urgente de saber todo, porque, según admiten desde su despacho, “María Eugenia no duda de Fernando, pero no sabía nada de todos esos contratos”, contó a este diario un importante funcionario del PRO. La fuente asume que el ex vocero de Carlos Menem “está complicado y señalado públicamente”, algo que invalida su capacidad como candidato, “porque de ahora en adelante, cada vez que salga a polemizar con alguien, le van a preguntar más sobre su empresa y sobre el escándalo, que por su propuesta política”, se quejan en una de las oficinas de campaña macrista.

Esas son las primeras evaluaciones que hacen dentro de la comuna a casi una semana de la revelación de este diario, sobre los 170 contratos que la empresa de Niembro embolsó desde 2012, el mismo año en que se lanzó a la política para acompañar a su amigo Mauricio Macri desde tierra bonaerense. El periodista se desprendió de la empresa y la transfirió a sus socios por 20.000 pesos antes de ser candidato, sin embargo, más allá del derrotero legal que tenga el caso, en el PRO admiten que la denuncia obligó a Niembro a repetirle a varios funcionarios la misma explicación que le exigió Vidal.

“La justicia deberá decir si tiene o no culpabilidad, pero por fuera de lo judicial, confiamos en que hizo bien, pero la denuncia no nos hizo para nada bien”, se quejó otro influyente vocero, mientras asegura que la pregunta que más resuena dentro del PRO no es lo que facturó Niembro, sino “quién entregó la información”, una intriga que revela la tormenta de desconfianzas que atraviesan al PRO desde que este diario detallara durante cuatro días consecutivos la cantidad de operaciones cerradas mediante contrataciones directas que no sólo incluyen publicidad, sino encuestas sobre recolección de basura y otros servicios que nada tienen que ver con la función principal de La Usina Producciones.

Las sospechas que desatan tantas desconfianzas al interior del PRO tienen que ver con un dato central que reveló este matutino: la ausencia de publicación de las contrataciones que beneficiaron a Niembro en el Boletín Oficial. “Si no estaban publicadas, entonces el que entregó la data estaba muy al tanto de todo”, acusan varios voceros amarillos, sin ocultar su malestar por la situación.

La sensación de incertidumbre alrededor de Niembro, no sólo atraviesa al equipo de campaña, sino a algunas figuras públicas que ya dejaron en claro que no pondrán las manos en el fuego. Un caso, es el diputado Federico Pinedo, que ayer, en declaraciones a Radio Cooperativa, eludió las consultas sobre el caso y derivó la pregunta al gobierno porteño. “Esto es un tema de funcionamiento de la administración. Ellos dicen ‘hay concurso de precios sobre la base que yo te dije’. Eso lo dijo el responsable del área de la Ciudad. Esas contrataciones son igual que todas las demás contrataciones. Bueno, si hay dudas o algo hay que ir a preguntar a la Ciudad, y si hay alguna irregularidad hay que denunciarla y que se tome la sanción si corresponde aplicar una sanción, ¿no es cierto?”, se atajó el amigo de Gabriela Michetti, la candidata a vicepresidente de Cambiemos que hasta ahora no ha dicho una sola palabra sobre Niembro.

Pero las intrigas están alimentadas, sobre todo, por la nueva fisonomía que tiene la interna del PRO, desde que Vidal casi araña el 30% de los votos en provincia. El caso Niembro le quitó la sonrisa a la candidata, especialmente porque el nivel de repetición del tema esta horadando lentamente la autoestima del desempeño electoral del PRO. Con ese análisis en las manos, en el equipo comunicacional del PRO se preguntan quién podría haber filtrado tantos detalles. En algunos casos apuntan a Horacio Rodríguez Larreta, el alcalde electo, que desde el año próximo tendría un nuevo contrapeso en Vidal, tanto si logra ganar la Provincia, como si pierde, una alternativa que podría devolverla a la capital y situarla en el sillón de jefa de Gabinete.

Michetti no votaría la AUH ni la estatización de YPF
La candidata a vicepresidenta por Cambiemos, Gabriela Michetti, destacó que la diferencia entre el candidato presidencial oficialista, Daniel Scioli, y Cambiemos es “la coherencia” de Mauricio Macri. En ese sentido, y ante una consulta sobre el cambio de actitud del jefe de Gobierno porteño, que pasó a resaltar algunas iniciativas del gobierno tras el triunfo en los comicios porteños, señaló que volvería a votar “en contra” de la estatización de Aerolíneas e YPF porque “eran leyes mal confeccionadas”.

Desde Bariloche, donde asistió a la jornada de cierre de la 36° Convención del Instituto de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), Michetti ratificó la posición que su partido adoptó frente a leyes emblemáticas de la gestión kirchnerista, como la Asignación Universal por Hijo, la estatización de Aerolíneas Argentinas e YPF: “Votamos en contra de esto y lo volveríamos a hacer.” “Somos gente coherente que, cuando vota algo, lo vota por convicción, y tanto Aerolíneas como YPF eran leyes que estaban mal confeccionadas. No porque estemos en contra o no de la estatización”, precisó.

Fuente: Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.