Duro reto de la Cámara Electoral a partidos por frenar ley de tecno-voto

ALERTA POR LOS PELIGROS CON LA ELECCIÓN DE 2019.
CONSEJO QUIERE CUBRIR EL TERCER PUESTO.
Los jueces piden modificar el actual sistema de boletas y reclamaron más fondos para controlar las elecciones. Otro conflicto: la migración de padrones a un nuevo sistema informático.

La Cámara Nacional Electoral (CNE) -en uno de sus últimos acuerdos del año- lanzó un duro reproche a la clase política por el fracaso de la reforma electoral, que la tenía entre sus impulsores. Sin perder las esperanzas acerca de que el proyecto pueda ser discutido el año próximo, pero ya con miras a 2019, los jueces hicieron un nuevo llamado para modificar el actual sistema de boletas partidarias, y se lamentaron por la “oportunidad perdida”, en relación al tecno-voto que quedó en stand-by y nada hace pensar que llegue a ser discutido en sesiones extraordinarias. Como cuando amenazaron con voltear el proyecto si el escrutinio provisorio no quedaba en manos de los tribunales, los jueces insistieron en reclamar fondos: lo presupuestado para 2017 para el control de las elecciones es un tercio de los fondos que manejará la Dirección Nacional Electoral que está bajo la órbita del Poder Ejecutivo.

Pero existen otros ingredientes que colarán en el escenario electoral. Pese al fracaso de esa reforma, un fetiche de la Casa Rosada que chocó contra la negativa de los gobernadores por el tipo de tecnología que se intentaba implementar, será la justicia electoral la que, de todas formas, tenga también que dirimir otros aspectos que se perfilan problemáticos para las elecciones de medio término. La migración de todo el padrón de electores a un nuevo sistema informático, las provincias y jurisdicciones que intentarán imponer su propia modalidad de voto electrónico, y la puja por los controles al financiamiento de las campañas proselitistas, serán solo algunos de los temas que se impondrán en la agenda del año próximo, más allá del parate que tuvo la reforma. Todo será tamizado por el reclamo presupuestario que ayer quedó en evidencia ante el reclamo judicial por una “asimetría estructural” que tiene, por ejemplo, el Cuerpo de Auditores Contadores, cuya función, denunciaron, no puede ser cumplida con la inversión que el Estado realiza para su funcionamiento.

“La CNE tiene encomendada la responsabilidad de garantizar la legitimidad de origen de las autoridades electivas pero ello sólo es posible, en la medida en que posea los instrumentos para asegurar los derechos políticos de los ciudadanos”, dispararon a modo de conclusión los camaristas Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera. En el medio, y como dato no menor, el Consejo de la Magistratura habilitó el concurso para cubrir la tercera silla de ese tribunal clave que permanece vacante. Los postulantes ya pasaron por la instancia de examen escrito. Definir la terna será complejo en el Consejo, pero el Gobierno se reserva el as de la nominación final.

El reproche fue a la clase política en general pero tuvo, de forma subterránea, un énfasis mayor hacia el Gobierno que se mostró inflexible en imponer un sistema tecnológico. Para la CNE, esto tiñó “la necesidad de sustituir el actual sistema de boletas partidarias por otro que dé mayores garantías para la disponibilidad, sencillez y seguridad de la oferta electoral”. Soluciones “graduales” hubieran satisfecho la demanda que vienen señalando desde 2007, o hasta incluso una única papeleta con todos los candidatos hubiera servido para eliminar dos alertas: el robo de boletas y el voto en cadena. Para los tribunales, la tozudez del Gobierno encontró su equivalente en los Gobernadores, sobre todo del PJ. “Es de lamentar que se haya perdido la oportunidad de fortalecer este aspecto vital del proceso electoral, teniendo en vista la necesidad de facilitar al ciudadano la expresión del sufragio”, indicaron sin expedirse sobre la opción de preferencia en cuanto a tecnología. “Cabe esperar que el Poder Ejecutivo adopte las medidas que, en su ámbito de competencia, puedan suplir la falta de reforma, en cuestiones que, no sean de reserva legal”, dispararon un dardo dirigido a Balcarce 50.

“El proyecto de ley -sancionado por Diputados – si bien tiene aspectos discutibles, incluía elementos importantes para garantizar los principios de neutralidad y transparencia electoral”, indicaron al destacar un punto que obtuvieron a su favor, el control del escrutinio provisorio que dejará de estar dentro de la órbita del Ministerio del Interior. Pidieron así aumento de número de auditores, con énfasis en el financiamiento de los partidos, o la “regulación del procedimiento para aplicar sanciones personales por infracción a las normas de financiamiento”, algo que como reveló Ámbito Financiero cuando informó sobre el fallo de la CNE sobre la imprescriptibilidad de las sanciones a funcionarios que no puedan justificar fondos de campaña. A esto se le agregará la migración de todo el padrón tecnología que va a ser implementada- y por la que ya se le pagó su desarrollo a la UTN de Córdoba. La CNE va a tener que definir cuando las provincias con tecnovoto hagan valer su intención de aplicarlo de todas formas. Neuquén votará de esa manera. Salta aspira a hacer convivir ambos sistemas. Y La Ciudad de Buenos Aires amenaza con unificar sus propias elecciones locales con las generales y utilizar la BUE con o sin papeleta nacional.

Fuente: pagina12.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.