Diputada de Cambiemos propone dar “Educación emocional” en escuelas

La provincia de Santa Fe debería incorporar a su currícula como materia obligatoria la “educación emocional” para desarrollar en los alumnos “cada una de las habilidades emocionales”, y de esa forma evitar las “múltiples situaciones de violencia que se dan en las escuelas”. Así lo establece un proyecto de ley presentado por la diputada provincial de Cambiemos, Cesira Arcando.

La iniciativa insta a que los docentes se capaciten en esta materia. La legisladora santafesina remarcó: “Es fundamental que los niños y adolescentes puedan desarrollar, mediante las enseñanza en la escuela, sus habilidades emocionales. Las instituciones educativas deben ser un lugar de contención social y acompañamiento”.

Según aclaró, no es ninguna novedad. La misma propuesta ya fue impulsada en otras provincias. Agregó: “Si los niños aprenden desde los primeros años de vida a poder reconocer y equilibrar sus propias emociones, podremos dar respuesta a múltiples situaciones de violencia que se dan en las escuelas”.

La idea –dijo, sin dar mayores precisiones– es lograr “la dinamización de recursos y habilidades emocionales, sociales y actitudinales, enmarcados en una política de promoción de la salud para el sano desarrollo personal y cumplimiento de un proyecto de vida”.

“Incorporar la educación emocional al sistema educativo de la provincia es dar un paso adelante en materia social y de desarrollo humano”, señaló Arcando, con el propósito de que la cátedra atraviese a los diferentes niveles. La diputada provincial se define como “especialista en Derecho Laboral, comprometida con el Cambio, por una Argentina mejor”. Milita en el Partido FE, de Gerónimo “Momo” Venegas, y en la Fundación Pensar. Semanas atrás se opuso a lo sucedido en el Encuentro de Mujeres en Rosario. No a la represión, sino al accionar de las participantes: “El vandalismo debe ser investigado y los responsables asumir las consecuencias. Que respondan los organizadores y los que los financiaron. No puede ser que los rosarinos paguen con sus impuestos lo que se debió prever”. Y agregó en tu Twitter: “La intolerancia y la violencia no es un signo de mujeres. La intolerancia no puede suplir las palabras y las ideas. Que paguen los arreglos quienes lo financiaron #Vergüenza”.

Fuente: tiempoar.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.