Diego Fonseca secretario de la Asociación Civil Ser Comunidad

Déficit Habitacional: “Cuando se da una cuestión de ocupación de tierras, evidencia la falta de políticas públicas en torno a garantizar el derecho a una vivienda digna”, indicó Diego Fonseca, secretario de Ser Comunidad.

“Históricamente hay una deuda social importante en torno al tema del hábitat en la ciudad, prácticamente no ha habido políticas, hay muchas familias que necesitan poder concretar el sueño de la casa propia, hay muchos barrios donde no hay infraestructura, caen dos gotas y se complica la vida”

“Hay que generar políticas anticipatorias, por ejemplo en las usurpaciones, muchas veces se mira el derecho a la propiedad privada pero no se mira el derecho de la vivienda digna. A veces se llegan a esas situaciones porque no hubo políticas anticipatorias, políticas para construir viviendas sociales. Se termina muchas veces en esos escenarios no deseados”, especificó.

Ser Comunidad nació en 2004 con la intención  de prestar un servicio al hábitat social

“Con Ser Comunidad hemos hecho los barrios como en Esteban Napal de 114 viviendas y, el ser comunidad de 93 viviendas, hechas con colaboración y auto-construcción. En la historia moderna del Estado argentino la última operatoria importante en cuestión de viviendas, fue el FONAVI de 500 mil y los planes federales del kirchnerismo con 850 mil viviendas” destacó Fonseca y agregó que “cuando se le brindan herramientas a sectores populares para hacer sus viviendas y, el Estado está presente, se hacen cosas interesantes”.

Así mismo. enfatizó: “Una de las condiciones  es tener datos estadísticos, en Bahía Blanca se creó el registro único de postulantes y hace algunos años lo levantaron. Ahí queda en evidencia que no hay políticas públicas para responder la demanda de miles de familias bahienses”.

“Junto a Cáritas Arquidiocesana tenemos un programa de microcréditos para materiales  en los que trabajamos en alrededor de 30 barrios y estamos viendo un incremento en la solicitud de estos créditos porque la gente no puede sostener los alquileres”

Dicho programa comenzó en el año 2001 y, recién en 2007 se concretó como ordenanza municipal, en el cual todos los años se destina una partida para fondos rotativos solidarios y materiales

Por último, explicó: “En nuestra ciudad está el consejo local de hábitat social que deviene de una Ley provincial en donde se le brinda  herramientas a el municipio para trabajar en ello. Pero falta activarlo más para que, verdaderamente, se sienta en sectores populares la presencia del Estado”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.