Denuncia gremial para el vice de la UIA

El sindicato de los call center reclama el encuadramiento de 1700 empleados en Córdoba.

Según consignó Tiempo Argentino, el gremio de los call center denunció ayer al dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja, también propietario de una de las principales empresas del sector, por violar las leyes laborales al encuadrar a sus empleados en el convenio colectivo de trabajo metalúrgico pese a que aquella actividad cuenta con uno propio.

“Funes de Rioja degrada a los trabajadores de Task Solutions de Córdoba capital, donde se desempeñan entre 1600 y 1700 empleados, porque los mantiene a todos dentro del convenio de la UOM, pese a nuestros reiterados reclamos por el reencuadramiento sindical”, explicó el secretario general de la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto (ATACC), Walter Franzone. ATACC reclama que la empresa incluya al personal dentro del convenio colectivo del sector y no en la Unión Obrera Metalúrgica.

En diálogo con la agencia Télam, Franzone informó que “en Task Solutions un trabajador cobra menos que en cualquier otro call center que tiene nuestro convenio, por eso los compañeros están desesperados para pasarse para este lado”.

“Los trabajadores con nuestro convenio cobrarían entre 2500 y 3000 pesos más”, detalló, y añadió que “nuestro reclamo es por la recategorización de los empleados, ya que la mayoría está en la categoría inicial y cobran unos 3500 pesos de bolsillo por mes”.

El dirigente agregó que los empleados “tampoco están registrados completamente, porque cobran menos incluso de lo que dice el convenio de la UOM y del Salario Mínimo,Vital y Móvil”.

El titular de ATACC aclaró que “la empresa está a cargo de Rodrigo Funes de Rioja, uno de los hijos” del vicepresidente de la UIA.

Task Solutions, que se encuentra ubicado en el primer piso del hipermercado Libertad Rodríguez del Busto sobre la avenida del mismo nombre en el oeste de la ciudad de Córdoba, se encarga de administrar las cuentas completas de la empresa Telecom, que incluye los servicios del telellamado 112, Arnet y Personal. Franzone recordó que “los trabajadores fueron severamente sancionados por haber reclamado el cambio de convenio, pero nosotros como gremio vamos a insistir, con nuevas medidas de lucha, en demanda del correcto encuadramiento sindical”.

“Presentamos un requerimiento de un inspector al Ministerio de Trabajo de la Nación para que se presente en la empresa y verifique qué trabajo se realiza allí, si es metalúrgica o es un call center”, señaló.

Al referirse a la gran diferencia entre una actividad y otra, el dirigente sindical describió que “cuando este call center inició su actividad en Córdoba era de la multinacional Siemens, pero no era un call center atendiendo a sus propios clientes sino que tenía cuentas tercerizadas de otras empresas”.

Franzone adujo que “nuestro objetivo es tener un convenio colectivo de trabajo correspondiente a la actividad en todo el país porque, si no, se producen distorsiones entre cada convenio colectivo de trabajo, más si tenemos en cuenta que la ley dice ‘a igual trabajo, igual remuneración'”.

La Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto nuclea a unos 55 mil empleados de los call center de todo el territorio nacional. En Córdoba cuenta con unos 18 mil afiliados.

Fuente: Infonews

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.