Antes del 6 A, la CGT ratifica el paro y el Gobierno acusa al kirchnerismo

Juan Carlos Schmid rechazó que los gremios sean “desestabilizadores”. Según el ministro Triaca, el paro de la CGT “está signado por la política”.

A cuatro días del paro general anunciado por la CGT, uno de los conductores de la central obrera, Juan Carlos Schmid, ratificó la medida de fuerza y consideró que la protesta llega porque “el Gobierno vio la realidad con una lente distinta” a la de los gremios. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, rechazó las críticas y sostuvo que “muchos sectores que responden al kirchnerismo”.

El paro del jueves 6 de abril será la primer huelga general de la CGT a Mauricio Macri, a casi 16 meses de haber asumido como presidente de la Nación. Según Schmid, el argumento de que los gremios son desestabilizadores “es más viejo que el agujero del mate”. “Va a tener una fuerte adhesión porque es un llamado de atención muy fuerte”, consideró en declaraciones a Radio 10.

Además de ser uno de los tres conductores de la central obrera, junto a Carlos Acuña y Héctor Daer, Schmid es el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), una pieza fundamental para garantizar que la medida de fuerza sea efectiva. Días atrás, los gremios vinculados al transporte confirmaron su adhesión a la huelga de 24 horas.

Por su parte, Triaca sostuvo que el paro de la CGT está “signado por la política”, y volvió a apuntar hacia el kirchnerismo. Aunque cuestionó la medida de fuerza, sostuvo que el diálogo con el sindicalismo no está cortado y recordó que “hay muchos dirigentes que no están de acuerdo” con la protesta.

Según el ministro de Trabajo, el paro es consecuencia de que la “única unidad” de la CGT es “contra el Gobierno”. En declaraciones a Toma Y Daca, por Radio con Vos, manifestó que el Gobierno mantuvo el año pasado una “agenda muy positiva con la CGT”. De hecho, en 2016, a pesar de las amenazas de paro, no hubo huelga general.

CIERRE DE EMPRESAS

Aunque el ministro de Trabajo reiteró que en los últimos siete meses hubo una recuperación en el empleo, reconoció que también hubo cierres de importantes empresas. “No podemos obligar a una empresa a seguir trabajando cuando decide cerrar”, disparó el ministro, al ser consultado sobre los conflictos por despidos en AGR y Puma.

“Estamos trabajando en la contención de los trabajadores”, argumentó el ministro, quien consideró, puntualmente en el caso de AGR que “la mayoría de los trabajadores acordó su indemnización” una vez que la compañía, del Grupo Clarín, decidió cerrar, meses atrás.

Fuente: bigbangnews.com

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.