El “cura gaucho” es santo

Durante la misa dominical en la Plaza San Pedro, con unos 2 mil fieles argentinos, entre ellos, el presidente Mauricio Macri, el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti y el titular del PJ, José Luis Gioja, el papa Francisco canonizó al cura José Gabriel Brochero. El “cura gaucho” es el primer argentino, que desarrolló su tarea pastoral en el país hasta el día de su muerte (1914), en ser canonizado.

A las 10.32, en la plaza vaticana, Francisco ordenó “inscribirlos en el Libro de los Santos, estableciendo que en toda la Iglesia sean devotamente honrados como santos” a Brochero y otros seis beatos. La ceremonia fue acompañada en primera fila por el presidente Macri y su esposa Juliana Awada, quienes ayer visitaron al Papa para la foto familiar.

Los dos chicos en los que se constataron los milagros atribuidos a Brochero, Nicolás Flores y Camila Brusotti, también pudieron participar de la histórica ceremonia: él, ofreciendo el reliquiario del “cura gaucho” y ella saludando al papa Francisco junto a la postuladora de la causa de canonización, Silvia Correale.

“Los santos son hombres y mujeres que entran hasta el fondo del misterio de la oración. Hombres y mujeres que luchan con la oración, dejando al Espíritu Santo orar y luchar en ellos; luchan hasta el extremo, con todas sus fuerzas, y vencen, pero no solos: el Señor vence a través de ellos y con ellos”, expresó el pontífice durante su homilía.

Luego de la entrada de Francisco en la Plaza apenas pasadas las 10 locales, la misa había iniciado con las palabras del cardenal Alberto Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, leyendo una breve biografía de cada uno de los nuevos santos, incluido Brochero.

Durante la presentación de Brochero, Amato destacó que el nuevo santo “se empeñó principalmente en el anuncio del Evangelio y en la educación del pueblo” y “se esforzó intensamente para promover el desarrollo del territorio, promoviendo la construcción de iglesias, capillas, escuelas rurales y caminos”.

Entre los argentinos llegados especialmente para la canonización estaba también Fabiana Brochero, hija de un sobrino nieto del santo y que en medio de la alegría en la Plaza San Pedro mostró su “alegría” por la ceremonia.

Además del Presidente y la primera dama, durante la canonización también saludaron al pontífice la canciller Susana Malcorra, el gobernador Schiaretti junto a su mujer, el exgobernador José Manuel de la Sota y el embajador ante la Santa Sede Rogelio Pfirter. También fue parte de la delegación el titular del PJ.

Fuente: pagina12.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.